Videovigilancia para la escultura del diablillo, que invitará desde hoy a hacerse un selfie con el Acueducto

Preparativos para la instalación de la escultura. Antonio Tanarro

La estatua, que se colocará en la calle San Juan, será inaugurada esta tarde

El Norte
EL NORTESegovia

No ha transcurrido ni una semana desde que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Segovia rechazara la suspensión cautelar de la colocación de la estatua en bronce del diablillo, que hoy mismo se instalará en la calle San Juan. Las campañas a favor y en contra de la estatua de Segodeus han tenido una repercusión mundial. Medios digitales e impresos de todo el mundo se han hecho eco de la polémica. Integrantes de la Asociación San Miguel y San Frutos, acompañados por miembros de Vox, acudieron hace unos días al registro del Ayuntamiento a presentar las 12.500 firmas contrarias a la escultura que han recogido durante los últimos meses a través de distintos cauces. La entrega no se realizó porque, al tratarse de una asociación o colectivo, las firmas deben registrarse telemáticamente. Acto seguido, los detractores se trasladaron a la Subdelegación del Gobierno, donde sí pudieron validar los apoyos.

Pero el equipo municipal de gobierno que encabeza Clara Luquero continúa con el proyecto, cuyo objetivo es utilizar la Leyenda del Acueducto, que forma parte del patrimonio inmaterial de Segovia, para invitar a los visitantes a hacerse un selfie con él. La concejala de Patrimonio, Claudia de Santos, no cree que se lleguen a producir actos vandálicos porque la zona donde se instalará la estatua tiene videovigilancia, ya que se ha instalado una de las cámaras de tráfico repartidas por la ciudad.

Más información