Un manifestante contra Vox denuncia al líder del partido en Segovia por una supuesta agresión

Nazario Merino, responsable de Vox Segovia, en la entrada al hotel donde tuvo lugar el mitin este domingo. /Óscar Costa
Nazario Merino, responsable de Vox Segovia, en la entrada al hotel donde tuvo lugar el mitin este domingo. / Óscar Costa

Los hechos ocurrieron este domingo en los enfrentamientos verbales previos al acto de Javier Ortega Smith

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Uno de los participantes del movimiento antifascista que este domingo secundó la protesta contra el acto organizado por Vox en Segovia, ha presentado una denuncia por un supuesto delito de lesiones contra el presidente local del partido político, Nazario Merino.

Tal y como relata en la demanda presentada ante la Policía Local, los hechos ocurrieron en torno a las 17:22, en los enfrentamientos dialécticos previos que se estaban produciendo entre quienes empezaban a llegar a la conferencia del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y los más de cien manifestantes que se hallaba al otro lado de le verja del hotel donde iba a tener lugar el acto, vigilados por agentes de las Policías Nacional y Local.

Más información

En ese fuego cruzado de insultos y provocaciones, el denunciante explica que «después de un rato haciendo fotos, he sufrido una agresión por parte de Nazario Marino», quien ocupa la presidencia de Vox en Segovia.

Cruce de insultos

Al parecer, y continuando con el relato del denunciante, el responsable del partido «salió por la puerta con actitud chulesca y me dice: '¡le vas a hacer fotos a tu puta madre!'». El ahora demandante le replica que «puta será la tuya». Este mismo enfrentamiento verbal se repitió en los mismos términos poco después cuando el presidente provincial de Vox retornaba al interior del recinto. «Y en ese momento me propina una bofetada, que yo intento esquivar, pero me da», narra el activista en su denuncia. «Yo le empujo -prosigue en su relato- con el típico 'aparta' y al instante salieron en mi defensa gente presente en el acto», en referencia a otros manifestantes que se abalanzaron en el conato.

El representante de Vox fue retirado por compañeros del partido y agentes de la Policía, que le acompañaron al recinto del hotel entre insultos y amenazas. El parte médico que aporta el denunciante dice que sufrió «una erosión por arañazo en la cara». Asimismo, se le tuvieron que aplicar dos puntos de pegar.

Por su parte, Merino critica «la falta de previsión de la administración». «Estaban avisados de la reunión», incide el presidente de Vox en Segovia, quien también llama la atención sobre el ataque vandálico con pintadas que sufrió en la noche previa el hotel donde se celebró la conferencia del dirigente nacional.

Pese al caldo de cultivo que se había generado en las redes sociales, Nazario Merino, lamenta que el despliegue policial no fuera mayor y más organizada en las horas previas al mitin, durante la concentración de los colectivos antifascistas, feministas y antirracistas. En este sentido, asegura que fueron los propios organizadores de la conferencia de Vox los que tuvieron que llamar a la Policía para advertir de la tensión creciente y de los enfretamientos cada vez más altisonantes que se estaban produciendo en la verja de entrada al complejo hotelero.

Identificar a los cabecillas

Merino lamenta que el dispositivo no contara con más efectivos y vallas para garantizar el acceso de varios asistentes, ya que al ver el tumulto de los manifestantes «se echaron atrás». También se queja de que no se disolviera la manifestación, dados los antecedentes y que «no estaba permitida; y sin embargo camparon a sus anchas».

El presidente de Vox en Segovia acusa a las más de cien personas que se agolparon increpando e insultando a los asistentes de «tratar de impedir el derecho de reunión», lo que está castigado en el Código Penal. Asimismo, Merino expresa su confianza en que «se haya identificado a las personas o cabecillas» que intentaron boicotear el encuentro en una concentración que «no estaba autorizada», insiste. De no ser así, de no haber identificaciones y sanciones, el responsable de la formación política considera que «se estaría incurriendo en una prevaricación».

En cuanto al incidente por el que ha sido denunciado, explica que había salido del hotel para avisar a los agentes policiales de que los manifestantes se habían acercado y subido a la valla, por lo que les pidió que en lugar de estar detrás de la concentración se pusieran delante para impedir la avalancha. En cuanto a los términos de la denuncia, no se pronuncia a falta de tener la notificación.

Merino asegura que tanto el él como otros compañeros soportaron «amenazas de muerte» por parte de algunos de los manifestantes, quienes también le zarandearon», tal y como explica una nota de Vox Segovia.