Alumnos del Peñalara reprueban al centro por «culpabilizar» a las víctimas de la agresión sexual sufrida en Portugal

Un hombre pasa por delante del instituto Peñalara, en La Granja. /Antonio de Torre
Un hombre pasa por delante del instituto Peñalara, en La Granja. / Antonio de Torre

En una carta, los estudiantes de cuarto curso critican «la falta de sensibilidad y de humanidad» de la dirección

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Los alumnos del cuarto curso de Secundaria del instituto Peñalara de La Granja firman una carta en la que hacen pública su queja por «la falta de profesionalidad, de humanidad y empatía» por parte del centro docente a la hora de tratar el caso de las supuestas agresiones sexuales sufridas por cuatro estudiantes durante un reciente viaje de fin de curso a Portugal.

La comunidad educativa del instituto está conmocionada y enfadada por los acontecimientos y las consecuencias que están trayendo consigo. El alumnado, incluso el que no participó en la excursión, está soliviantado por la reacción de la dirección y de responsables de la Junta al calificar de «incidente» lo sucedido. Pero la gota que ha colmado el vaso de los estudiantes es la reunión que se produjo el pasado día martes día 2.

Más información

Según relatan los alumnos, la dirección demostró «falta de sensibilidad, humanidad y de sentido común» al «culpar a las víctimas de manera pública por lo ocurrido». Hay que recordar las explicaciones que sobre los hechos facilitó el vicepresidente de la Junta y portavoz del Gobierno regional, José Antonio de Santiago-Juárez, este jueves, cuando detalló en una comparecencia ante los medios de comunicación que las alumnas segovianas, de 15 años de edad, habían conocido a sus supuestos agresores en una discoteca y que luego los ajenos al viaje se las arreglaron para entrar en el hotel.

«De alguna manera estos chicos burlaron la vigilancia, que tampoco es tan complicado, y entraron en el hotel -en el estaban alojados los estudiantes- y estuvieron en el cuarto siguiendo la fiesta o lo que fuese», añadió De Santiago-Juárez.

Estas palabras han sentado fatal en las familias y entre el propio alumnado. Fueron «cuatro crías de 15 años», insistió José Antonio de Santiago-Juárez, las que se quedaron en la habitación junto a los acusados. Al ver que la situación tomaba un cariz desagradable, una de las chicas salió de la habitación y dio la voz de alerta. «Cuando ve que aquello empieza a gustarle nada o muy poco sale al pasillo y se frenó lo que nunca tenía que haber pasado», afirmó el portavoz del Gobierno regional.

«El instituto se lava las manos»

En el encuentro del martes, critican los estudiantes en la carta, también se puso sobre la mesa la posibilidad de abrir un expediente disciplinario y sancionar a las víctimas «por incumplir una norma, la cual no había sido previamente informada». Así, los alumnos ponen de manifiesto que esta manera de intervenir por parte del centro educativo es «para que se piense que está prohibido abrir la puerta y que las chicas de esta manera han infringido una norma».

Por lo tanto, los estudiantes firmantes creen que el comportamiento de la dirección está orientado a «culpabilizar» a las jóvenes y, así, «el instituto se lava las manos en su responsabilidad por la mala gestión del traumático acontecimiento». En dicha reunión, añaden en la carta, se escucharon frases «hirientes» contra las alumnas víctimas de la supuesta agresión sexual, como «vosotras tenéis muy interiorizado el 'no es no', pero bien que luego abrís la puerta a las cuatro de la mañana».

La comunicación de los estudiantes concluye que en la reunión del martes «han conseguido que señalen a las víctimas como culpables, incluso en centros de Segovia, y han quebrantado su derecho a la intimidad». Apostillan que la actuación del centro ha instado a generar confusión y «malas interpretaciones de los hechos y todo esto provocado por la propia dirección para evadir responsabilidades con el alumnado que estaba bajo su cargo».

Por su parte, hay convocada una concentración ante las puertas de la Dirección Provincial de Educación el próximo miércoles 10, a las 12:30 horas, en defensa de las alumnas que supuestamente fueron agredidas sexualmente en el viaje de fin de curso a Portugal. Confederación General del Trabajo o Izquierda Unida ya han manofestado su adhesión a esta acción de protesta.