Prisión sin fianza para el conductor que mató al matrimonio de ciclistas en León

El detenido sale del juzgado para ingresar en prisión. / SANDRA SANTOS

En el auto, el juez señala que «presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol y realizaba una conducción temeraria, llevando además una velocidad inadecuada»

A. CUBILLAS Y J. PEÑALBA
A. CUBILLAS Y J. PEÑALBA

El juzgado que instruye el caso del atropello mortal de José Carrasco y su esposa Nerea Aguirre, tras ser arrollados por un conductor kamikaze en estado de embriaguez ayer en León, acaba de acordar el ingreso del automovilista en prisión. Las víctimas, residentes en Villabona, realizaban el Camino de Santiago en bicicleta junto a su hijo de 12 años que sufrió diversas lesiones.

El acusado ha sido conducido esta mañana a Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de de Sahagún. Tras la práctica de diversas diligencias, el titular del juzgado acordó el ingreso en prisión provisional incondicional del detenido. Según el auto de prisión, los hechos pueden ser constitutivos de dos delitos de homicidio por imprudencia grave en concurso con uno de conducción temeraria.

Noticias relacionadas

En la resolución en la que acuerda esta medida, el juez señala que de las diligencias de investigación de la Guardia Civil obrantes en el atestado policial se desprende, «sin perjuicio del resultado de las pruebas restantes, que el investigado conducía su vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas de alcohol por litro en aire espirado de 1,26 mg/l y 1,18 mg/l, presentando además síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol, y realizando una conducción inadecuada por esta circunstancia, llevando además una velocidad inadecuada, lo que motivó que arrollara a los tres ciclistas que iban circulando por el arcén a la altura del punto kilométrico 293,600 de la carretera N-601 (Adanero-León), sentido León, término municipal de Santa Cristina de Valmadrigal, causando la muerte de dos ellos, por la fuerza y violencia del impacto motivada por la velocidad a la que circulaba el vehículo, e hiriendo levemente a otro de los ciclistas».

Asimismo destaca que «después de producido el choque, el investigado se bajó de su vehículo, y posteriormente volvió a subirse al mismo, huyendo del lugar en la misma dirección que llevaba, siendo interceptado posteriormente en el kilómetro 311 de la N-601, en el término municipal de Mansilla Mayor».

El juez considera que los hechos son indiciariamente constitutivos de dos delitos de homicidio por imprudencia grave en concurso con uno de conducción temeraria y acuerda la prisión provisional incondicional, a petición de la Fiscalía, al apreciar que existe riesgo de fuga del investigado.

La decisión se ha conocido sobre las 14:30 horas. Minutos antes y al grito de «borracho, hijo puta y asesino», varios vecinos de Sahagún han increpado al detenido cuando salía de las dependencias judiciales. Lo hacía esposado, en compañía de una pareja de guardias civiles y tapándose la cara con su camiseta para evitar ser captado por las cámaras de los medios de comunicación local y nacional, que durante horas esperaban a las puertas de los juzgados la decisión judicial, según informa Diario Vasco.

Fue a primera hora de este viernes cuando, tras pasar la noche en dependencias policiales, la Guardia Civil trasladaba al acusado hasta los Juzgados de Sahagún, donde ha permanecido en su interior durante más de cuatro horas. Finalmente, el juez ha acordado el ingreso en prisión, que se ha hecho efectivos minutos después en la cárcel de Villahierro, en la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas.

Drama en Villabona

El hijo del matrimonio fallecido, de 12 años, se encuentra ya en casa de sus familiares después de que el mismo jueves por la noche fuera dado de alta en el Complejo Asistencial de León, donde ingresó tras el siniestro. El menor presentaba lesiones de menor consideración y tras ser examinado por los facultativos del centro recibió el alta médica. Orats Carrasco abandonado el centro en torno a las diez de la noche acompañado de varios familiares.

Quienes conocían a José Carlos Carrasco y Nerea Aguirre aseguran que sentían pasión por la bicicleta. El padre acababa de comprarle una nueva a Orats. El chaval estaba «muy ilusionado» con el viaje que sus padres habían programado por la ruta francesa del Camino de Santiago. Hasta este jueves todo había discurrido conforme a lo previsto. Sin embargo, a media mañana el proyecto se vino abajo de manera dramática. Bastaron unas décimas de segundo para que un conductor kamikaze en estado de embriaguez se llevara por delante las vidas de José Carlos, de 44 años, y de su esposa, Nerea Aguirre, de 42. El automovilista les lanzó por los aires cuando circulaban sobre sus bicicletas. El chófer dejó además herido a Orats, que fue evacuado a un centro sanitario, aunque no se teme por su vida. El conductor se dio a la fuga aunque fue detenido tras dar positivo en la prueba de alcoholemia. El suceso ha causado gran conmoción en Villabona, donde la familia residía.

Eran las 11.23 horas. José Carlos, Nerea y Orats acababan de incorporarse a la carretera N-601, a la altura del municipio leonés de Santa Cristina de Valmadrigal. Solo unos minutos antes habían hecho un alto en la etapa para reponer fuerzas. Llevaban en torno a una semana en ruta y les quedaban todavía varias etapas antes de llegar a la plaza del Obradoiro, en Santiago. Tras el descanso, cuando apenas habían cubierto quinientos metros, un turismo se los llevó por delante. Al parecer, los padres circulaban por el arcén, en un tramo recto, dejando que su hijo pedaleara protegido por ellos.

Los padres recibieron el impacto brutal del coche que conducía el kamikaze y salieron despedidos. Sus cuerpos quedaron a unos veinte metros de distancia de donde recibieron el golpe. El hijo, que era el que circulaba más alejado de la carretera, también fue embestido, pero no le alcanzó de lleno y resultó herido.

El matrimonio falleció prácticamente en el acto. Hasta el lugar del suceso se desplazaron, además de efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, un helicóptero medicalizado, una ambulancia de soporte vital básico del Sacyl, una unidad también medicalizada de Emergencias de Sacyl y el médico de atención primaria del centro de salud del municipio, que confirmó a su llegada el fallecimiento de los padres.

Los cuerpos de Nerea y José Carlos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de la provincia castellana al objeto de serles practicadas las autopsias.

Aviso a familiares

Tras el atropello, el conductor se dio a la fuga, aunque fue detenido más tarde entre los municipios leoneses de Mansilla de las Mulas y Villamoros, a unos diecisiete kilómetros de distancia del lugar del siniestro. Al parecer, varias llamadas telefónicas efectuadas por algunos transportistas alertaron de lo sucedido a la Guardia Civil que envió de inmediato una patrulla al lugar. Fuentes consultadas indicaron que fueron los miembros de esta unidad quienes localizaron al conductor.

Los agentes detuvieron la marcha del vehículo y sometieron al chófer a un control de alcoholemia. Según Leonoticias, este dio positivo en la prueba y quintuplicaba la tasa permitida con un resultado de 1,16 miligramos por litro espirado. Los guardias procedieron a su detención y le trasladaron a dependencias policiales. Posteriores averiguaciones permitieron conocer que además el encausado circulaba sin el seguro obligatorio.

El alcalde de Santa Cristina de Valmadrigal, Ceferino Revilla, explicó que el detenido, que conducía un vehículo de la marca Audi, residía en León capital y que en el momento del suceso se dirigía a Valladolid para incorporarse a su puesto de trabajo. Se trata de un varón natural de Cataluña.

Aviso a familiares

Tras el siniestro, la Guardia Civil inició los trámites habituales en estos casos para trasladar la noticia a los familiares de las víctimas. Para ello, establecieron contacto con la Ertzaintza, que llevó a cabo labores de intermediación. La alcaldesa de Villabona, Maite Izagirre, entabló también comunicación con los familiares.

La trágica noticia causó una gran conmoción en el entorno más cercano de las víctimas. «He podido hablar a las cuatro de la tarde con un hermano y estaba llorando, estaba destrozado», indicaron fuentes cercanas a las familias.

Al poco de tener conocimiento de los hechos, varios familiares emprendieron el viaje a León para cumplimentar los trámites legales en estos casos, así como para acompañar y atender las necesidades del menor herido en el hospital. En este sentido, la alcaldesa de Villabona efectuó algunas gestiones para que los familiares contasen con el apoyo y la asistencia de las instituciones castellanas y leonesas en los momentos tan difíciles que viven. Asimismo, Maite Izagirre puso a disposición de la familia los recursos municipales que precisen.

De momento, no hay una fecha concreta para el traslado de los cuerpos de José Carlos Carrasco y Nerea Aguirre hasta Villabona. No obstante, fuentes funerarias indicaron que los cadáveres podrían llegar entre el viernes y el sábado a Gipuzkoa, una vez realizadas las pertinentes autopsias. De momento no se ha fijado el día para la celebración del funeral.

En Villabona la noticia del fallecimiento del matrimonio fue conociéndose a partir del mediodía. Incluso a primera hora de la tarde había personas que desconocían los hechos. «Acabo de saber quiénes eran. Es un auténtico drama que me recuerda otro caso que tuvo lugar hace unos años, cuando un camionero ebrio circuló desde Alegia hasta Villabona en dirección contraria y mató a una mujer de Errenteria que se dirigía a trabajar a Irura», señaló un vecino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos