Óscar Husillos reconoce que «la descalificación es clara»

Óscar Husillos, ayer, junto a Raúl Chapado, presidente de la Real Federación Española de Atletismo. /AP
Óscar Husillos, ayer, junto a Raúl Chapado, presidente de la Real Federación Española de Atletismo. / AP

El presidente de la Federación Española anunció que el palentino será becado como campeón mundial aunque no lograra

ALBERTO POZAS

Menos de un día después de haber sido descalificado tras proclamarse campeón mundial indoor de 400 metros, el palentino Óscar Husillos reconoce que «la descalificación es clara» y que lo lleva «bastante bien», anunciando que no volverá a correr este invierno y que el objetivo ahora es luchar por el oro en el próximo campeonato europeo de aire libre, que tendrá lugar este verano en Berlín. «Es momento de descanso, de recapacitar», dice.

Más noticias

Campeón del mundo y plusmarquista europeo (44.92 segundos) durante apenas unos minutos, Óscar Husillos explicaba en rueda de prensa cómo vivió esos instantes fatídicos: «Salí con actitud y mentalidad ganadora» durante la carrera y sintió «euforia» al ver su triunfo y su marca. Después, la reportera de TVE le comunicó su descalificación en directo y se fue a buscar a su entrenador. «Estaba roto por la situación, no sabía qué había pasado, si me descalificaban era por pisar la línea, había sido una carrera limpia», explicaba.

El plusmarquista nacional no era capaz de ocultar su decepción con el caos, pero mira hacia adelante: «Tengo que recomponerme de esta situación, lo estoy llevando bastante bien, ahora a descansar y a preparar el verano, que es la parte fuerte de la temporada». En la mirilla del largo plazo del ‘Expreso de Astudillo’, una medalla olímpica: «El objetivo principal es llegar motivado y con opciones a los Juegos Olímpicos de 2020», que tendrán lugar en Tokio.

Husillos compareció ayer ante la prensa acompañado de su familia y de dos puntales históricos del atletismo castellanoleonés: su entrenador Luis Ángel Caballero y el abulense Raúl Chapado, presidente de la Real Federación Española de Atletismo y plusmarquista regional de triple salto. «Tenemos un tesoro, más allá de que hoy no tengamos un oro», decía Chapado, recordando que una descalificación similar en los europeos de Ámsterdam hace dos años dio el oro al madrileño Bruno Hortelano en los doscientos metros lisos. «Es un batacazo muy cruel, probablemente la IAAF debería replantearlo para que sea justo».

El debate, de hecho, ya está abierto en el seno de la Federación Internacional de Atletismo: «Me consta que hay una reflexión en la IAAF, han estado debatiendo sobre esto. El reglamento es así y hay que aceptarlo, pero a veces te parece tan injusto como cruel», concluía. El presidente de la Federación Española aprovechaba también para anunciar que considerarán a Óscar Husillos como campeón mundial indoor a efectos de ayudas económicas, aunque fuese descalificado: «El potencial lo ha demostrado, tenemos un diamante, hay que pulirlo y cuidarlo», añadía, comparando al palentino con el saltador de longitud Yago Lamela, uno de los mejores deportistas de la historia del atletismo español.

«Óscar no tiene culpa»

Ramón Cid, director técnico de la Federación y artífice del ‘boom’ que vive el atletismo español, era tajante: «Óscar no tiene culpa de nada». Ponía encima de la mesa la treintena de corredores descalificados en este campeonato para asegurar que «eso no es una anécdota». Su entrenador, Luis Ángel Caballero, rompió a llorar «de alegría» cuando vio a su pupilo cruzar la meta como nuevo campeón del mundo, y luego se sumió en «un cabreo asombroso», según explicaba ayer, lamentando la descalificación «por un milímetro» pero resignándose. «El reglamento es lo que hay y no nos queda más remedio que aceptarlo», aseguraba. Preguntando si, tras décadas en el deporte, ha visto algo similar al ‘Expreso de Astudillo’, Caballero lo tiene claro: «No, no he visto ningún talento igual, y llevo toda la vida en el atletismo».

 

Fotos

Vídeos