Husillos: «Me puse a llorar como un niño»

Óscar Husillos después de la carrera. /Efe
Óscar Husillos después de la carrera. / Efe

«Del cielo al infierno, no sin antes haber parado en un lago de lágrimas, un sueño hecho realidad que se esfumó por un par de centímetros de línea», escribió en su cuenta de Twitter

El Norte
EL NORTEPalencia

El palentino Óscar Husillos, descalificado anoche por pisar fuera de calle tras ganar la final de 400 metros de los Mundiales en sala, reveló este domingo que se puso «a llorar como un niño», pero advirtió que el año atlético «acaba de empezar», según declaraciones publicadas por Efe.

Más noticias

«Cuando me lo dijeron me puse a llorar como un niño hasta que me pude relajar, y luego fui al control antidoping que me correspondió por sorteo», comentó ante las cámaras de Teledeporte.

«Ahora tengo que asimilarlo y tener la cabeza fría», añadió. «Saber que valgo la marca que he hecho aquí (44.92), pensar en grande y tirar para adelante. En agosto tenemos el Europeo en Berlín, y visto lo de ayer puedo aspirar a lo más alto del podio».

Husillos reiteró su agradecimiento a todos los que le han apoyado en este trance difícil. «He recibido muchos mensajes de ánimo y doy las gracias a todos. Espero poder recuperarme emocionalmente. Esto acaba de empezar, la temporada acaba de subir el telón y queda mucho por delante», concluyó.

En materia económica el campeón español pierde los 40.000 dólares de la medalla de oro, pero la Federación Española le tratará «a todos los efectos» como campeón, según ha dicho su exjefe de prensa Gerardo Cebrián en Teledeporte, lo que significa que el palentino recibirá la beca que le hubiera correspondido por el título.

Declaración de intenciones en sus redes sociales

«Del cielo al infierno, no sin antes haber parado en un lago de lágrimas, un sueño hecho realidad que se esfumó por un par de centímetros de línea», escribió en su cuenta de Twitter.

Husillos, que había batido un récord de Europa que dura ya treinta años gracias a su marca de 44.92 (que no será homologada), agradeció los mensajes de apoyo. «Sois muchos e intentaré responderos a todos, también pedir disculpas a los medios por mi reacción de ayer y no hacer declaraciones después de lo acontecido».

Y termina con una posdata escrita en mayúsculas: «SABED QUE NO VOY A CAER Y QUE EN BERLÍN DEMOSTRAREMOS MI ENTRENADOR Y YO LO QUE DE VERDAD VALEMOS».

La cita, por tanto, será en el estadio Olímpico de Berlín, del 7 al 12 de agosto.

 

Fotos

Vídeos