El alcalde cree «absolutamente injustificada» y «desproporcionada» huelga de autobuses

vídeo

Un grupo de personas espera en la parada de Fuente Dorada. / Gabriel Villamil

  • Óscar Puente considera que este servicio que presta la empresa Auvasa tiene unas condiciones «cómodas» de personal y salarios

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha calificado de «absolutamente injustificada» y «desproporcionada» la huelga de autobuses urbanos prevista para hoy, mañana y el viernes, en un servicio básico que presta la empresa Auvasa, que tiene unas condiciones «cómodas» de personal y salarios.

más información

«Cuando se recurre al ejercicio de derecho la huelga en un servicio tan básico» como es el de autobuses públicos urbanos, tiene que «haber motivos muy poderosos y fuertes» que no se dan en este caso, según ha reflexionado Puente en declaraciones a los periodistas.

Ha sostenido que la situación del personal de Auvasa «tanto salarial como laboral es verdaderamente cómoda, por emplear un término que no hiera a nadie», tanto en «términos absolutos como comparativos con otras plantillas de otras empresas que prestan servicios de transporte».

Ha recordado que Auvasa está planteando «una huelga por que no hay un acuerdo en torno a algún aspecto del calendario laboral que no afecta a la totalidad de la plantilla sino a muy poca plantilla».

Por ello, a su juicio la decisión de hacer huelga es «desproporcionada», y va a generar un «grave perjuicio a los ciudadanos», y no va en la línea de entendimiento con el equipo de Gobierno, que es «dialogante hasta extenuación».

Puente ha explicado que han estado hablando durante todo el año de calendarios y plantillas y han llegado al máximo que «es materialmente posible», informa Europa Press.

«Medidas injustificadas»

«Una huelga en estos días, en horas puntas -va de las 13.00 a las 15.00 horas-, y en un servicio público es una medida absolutamente injustificable», ha insistido.

Por ello, ha adelantado que el equipo de gobierno deberá tomar decisiones en «el futuro», ya que la situación no puede continuar así, ya que no tiene margen para flexibilizar ni la entrada de los trabajadores a su jornada laboral ni de contratar a personal para los servicios de fin de semana y nocturnos, en una empresa en la que 21 de sus 28 millones de presupuesto, un 75%, se van a salarios.

«Con esas condiciones el equipo gobierno no puede aspirar a mejorar el transporte publico de la ciudad», ha aseverado Puente, quien ha anunciado que informarán a los ciudadanos sobre cómo está la empresa y analizarán el margen de maniobra que les da la sentencia sobre los descansos.