El Norte de Castilla

La Policía Local de Valladolid está pendiente de 67 teléfonos para evitar el maltrato

La Policía Local de Valladolid está pendiente de 67 teléfonos para evitar el maltrato
  • Un grupo especializado de 13 agentes realiza desde mayo labores de protección en la capital

La Policía Municipal de Valladolid está «pendiente las 24 horas» de 67 teléfonos móviles facilitados a mujeres que han denunciado a sus exparejas por riesgo a sufrir malos tratos o violencia de género en la capital. Quienes contestan pertenecen a un equipo de emergencia especializado en perseguir estos delitos de acuerdo con el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Valladolid, que ha autorizado las medidas de protección.

La participación de los agentes municipales está dentro del operativo de prevención de la violencia de género en el que participan, junto con otros cuerpos de Seguridad del Estado, como la Policía Nacional o la Guardia Civil, así como los juzgados o departamentos como Instituciones Penitenciarias.

El pasado mes de mayo, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el subdelegado del Gobierno, Luis Antonio Gómez Iglesias, suscribieron por primera vez un acuerdo por el que el Consistorio se sumaba a esta labor de protección de las víctimas, que permite el seguimiento a través de una unidad que está integrada por 13 agentes, que realizan incluso tareas de protección de paisano. Con su trabajo se descarga parte del que han venido realizando funcionarios de la Policía Nacional.

24 municipios

La participación de los agentes de Valladolid en el llamado Sistema Integral de Violencia de Género (Viogen) su suma así a la de otros 24 municipios de Castilla y León, entre los que se encontraban los de Aranda de Duero, Benavente, Toro, La Bañeza, Palencia, Salamanca Ponferrada, León o Ávila.

La intervención de los municipales se articula en torno a un sistema informático que permite efectuar un seguimiento individualizado de cada caso, donde se valora el riesgo de las víctimas mediante distintos niveles, que van desde el no apreciado, bajo, medio, alto o extremo. El servicio telefónico 016, también de asesoramiento jurídico a las mujeres, es el pilar fundamental en esta política de prevención.

El año pasado, este servicio centralizado por la empresa Clece en Madrid, recibió 1.146 llamadas de usuarias o familiares de víctimas de Valladolid, frente a las 822 del año 2014. En los nueve primeros meses de este 2016, estas llamadas han alcanzado las 787, lo que supone un descenso del 5,7% respecto al mismo periodo.

Según explica el subinspector José Luis Tascón, «los agentes locales llevan años presenciando estas conductas machistas cuando son alertados para intervenir en los domicilios. Lo que sucede es que con el acuerdo de mayo se nos da una cobertura mayor para participar en la protección de las víctimas». Una circunstancia que se produce diez años después de que entrase en vigor la ley aprobada por el Gobierno de Zapatero en 2005, por la que se creaban los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

Golpes, bofetadas o puñetazos han sido comprobados por las patrullas. En estas situaciones, los agentes informan a las agredidas y realizan también una inspección ocular en las viviendas, cuyo resultado se refleja en los atestados que se entregan al juez y a la fiscal delegada de Violencia de Género.

El pasado septiembre, 27 agentes participaron en un curso sobre cómo luchar contra estas conductas, una formación que fue impartida tanto por fiscales, jueces de Instrucción de la capital y médicos forenses.

«Para estar dentro de este grupo de voluntarios y especializado hay que tener cierta predisposición respecto a cómo enfocar la violencia doméstica. Muchas de las personas que acuden a nosotros te vienen con un problema familiar, de pareja, que se traduce en alteraciones psicológicas para las cuales debes de tener mucha paciencia», relata Tascón.

Este personal cuenta con un destino, pero cuando están de guardia en el grupo disponen de un teléfono con el que mantienen el contacto con las mujeres a la que hay que proteger. «Estás pendiente las 24 horas del Sistema Viogen», explica el subinspector, que recuerda que el desarrollo tecnológico de las redes sociales e Internet han contribuido a elevar las conductas de acoso y machistas, «sobre todo entre los más jóvenes».

El acuerdo permite que desde la Jefatura de la Policía Municipal los agentes puedan acceder a la Base de Datos Nacional de Violencia de Género, donde están registradas todas las víctimas y potenciales agresores identificados por la autoridad judicial, y al Sistema de Registros Administrativos de Apoyo a la Administración de Justicia (SIRAJ). El grupo accede a la agenda de señalamiento de los juicios por violencia doméstica, y en breve podrán trasladar las diligencias por vía telemática al Juzgado.