El Norte de Castilla

44 víctimas de Palencia tienen un plan de seguridad personalizado

Instalación artística en el instituto Virgen de la Calle.
Instalación artística en el instituto Virgen de la Calle. / EL NORTE
  • La Plaza Mayor acoge una concentración de repulsa a la violencia de género y los actos se suceden en los colegios

44 mujeres de la capital y provincia de Palencia mantienen desde finales del mes de junio un plan de seguridad personalizado por haber sido víctimas de violencia de género. Las afectadas que se encuadran en esta modalidad, al igual que los menores que están a su cargo, tienen medidas de autoprotección especiales, que complementan a los controles policiales, en función del nivel de riesgo de cada una. Estas cifras figuran en la última estadística del Ministerio del Interior, que están actualizados a finales del mes de octubre y que detalla el seguimiento integral que las fuerzas de Seguridad del Estado realizan de los casos de violencia de género.

Como dato llamativo, destaca que en los archivos figuran 1.231 casos de violencia de género. De ellos, 118 figuran como «bajas», es decir, que han sido cancelados por sentencia absolutoria o porque ha transcurrido el tiempo suficiente para cancelar o prescribir los antecedentes. La inmensa mayoría, 915, son casos inactivos, «en los que temporalmente no es preciso que sea objeto de atención policial, aunque puede reactivarse en cualquier momento». La estadística se completa con los 198 casos que permanecen activos, que son los que concentran la atención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Son precisamente estas víctimas las que merecen en la estadística un estudio mucho más detallado. De hecho, se establecen diversos niveles de riesgo, en función del tipo de agresión y la situación que rodea a cada caso, y las medidas policiales de protección van incrementándose de forma pareja a la vez que aumenta a intensidad del nivel de riesgo. En concreto, en 130 casos, se considera que existe un nivel de riesgo «no apreciado», que exige medidas de seguimiento que, en principio, consisten en una revisión del nivel de riesgo cada tres meses. También se contabilizan 53 casos con un nivel de riesgo bajo, 14 con riesgo medio y solo una mujer que se encuentra en situación de riesgo alto y ninguna extremo. Los datos, si se valoran en términos porcentuales, son similares a la media autonómica y nacional.

Estos datos figuran el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Genero, una estadística que evalúa exclusivamente a las víctimas y no ahonda en cifras de denuncias o procesos judiciales.

Llama la atención que, de los 198 casos que están activos, la inmensa mayoría, 130, tienen un riesgo n o apreciado y en torno al 25%, un total de 53, tienen riesgo bajo. Por ello, la mayor parte de los medios humanos y materiales se concentran en las 14 mujeres que se encuentran en una situación de riesgo medio y una en riesgo alto.

En Castilla y León no exige ninguna mujer en situación de riesgo extremo (17 en toda España) y hay 9 con alto riesgo de agresión (142 en la estadística nacional).

Estos datos se han dado a conocer con motivo del Día Contra la Violencia de Género, que hoy se conmemora en todo el país con diferentes actos de repulsa a este tipo de violencia, que se mantiene en términos elevados. Coincidiendo con esta celebración, la Comisión Territorial de la Violencia de Género, que reúne a responsables de educación, sanidad y servicios sociales, se reunió ayer en la Junta para ahondar en el objetivo de las administraciones de unificar todos los recursos públicos y privados disponibles. En este sentido, el delegado territorial, Luis Domingo González, informó de que en Palencia se ha formado en el último año a sesenta profesionales, fundamentalmente trabajadores sociales y psicólogos, en cómo debe ser la atención a las víctimas de violencia de género. También se ha preparado a 75 abogados adscritos al turno de oficio en cómo deben dirigirse a la víctima.

Entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de este año, el teléfono de atención telefónica a la mujer 012, ha recibido 268 llamadas de la provincia de Palencia. Además, el servicio de apoyo psicológico ha atendido a 33 mujeres y cuatro menores y el de asesoramiento jurídico, que se lleva a cabo en colaboración con Cruz Roja, lleva diez casos.

El servicio de acogida lleva atendidos este año a cuatro mujeres y cinco niños, que han tenido que refugiarse en algún centro o en los hogares que ofrece la Junta para huir de sus agresores. Además, dentro de la estadística facilitada por la Junta llama la atención también que la Gerencia de Servicios Sociales ha concedido 18 prestaciones económicas de renta garantizada de ciudadanía a mujeres víctimas de violencia. También se han atendido a 24 familias en el punto de encuentro.