El Norte de Castilla

Vicente del Bosque en el Paraninfo.
Vicente del Bosque en el Paraninfo. / MANUEL LAYA

La comunidad universitaria se vuelca en el rechazo hacia la violencia machista

  • La Usal aprueba por primera vez una declaración institucional, leída por Vicente del Bosque

Por primera vez en su historia el Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca aprobó ayer, sin debate y por unanimidad, una declaración institucional contra la violencia hacia las mujeres. Esta declaración, que fue leída públicamente por Vicente del Bosque en un acto que se celebró por la tarde en el Paraninfo de las Escuelas Mayores, muestra el «firme y rotundo rechazo por parte de la Universidad de Salamanca a la violencia contra las mujeres, condenándola en cualquiera de sus formas».

La iniciativa, surgida desde la Unidad de Igualdad de la Universidad de Salamanca, incide en la solidaridad con las mujeres que han sufrido o sufren cualquier tipo de maltrato, así como con el entorno de las víctimas de esta violencia y reclama la urgente necesidad de impulsar medidas que garanticen el ejercicio de los derechos fundamentales de las mujeres que viven en una situación de violencia por sus parejas o exparejas, aplicando los medios necesarios para hacer efectiva su protección y seguridad. La lectura por parte de Vicente del Bosque quiso dejar claro que es necesario que los hombres también se impliquen en esta lucha, censurando comportamientos y acabando con la solidaridad entre géneros.

Además de este paso al frente dado por la institución en su conjunto, varias facultades organizaron a lo largo del día de ayer diversos actos de concienciación y repulsa. La lluvia impidió que, tal y como estaba previsto, la plaza de Bolonia se convirtiera en el epicentro de esta iniciativa. Aun así, y pese a la meteorología, el programa ‘Usaludable’ del Servicio de Asuntos Sociales, en concreto los alumnos del proyecto ‘Mediadores para la promoción de la salud’, lanzaron un mensaje de solidaridad en forma de camisetas moradas. Una por cada asesinada este año en España a causa de la violencia contra la mujer, forma de visibilizar que detrás de cada una de esas frías muertes que se conocen a través de los medios hay personas, familias y amigos que sufren.

Posteriormente, la facultad de Ciencias Sociales organizó dentro del programa ‘+Facultad’ la lectura de un manifiesto seguida de la proyección del documental ‘Una mirada a la violencia de género’, con testimonios reales de víctimas. Tras el documental se celebró una mesa redonda en la que participaron María Concepción Romero, jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer de la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, Ascensión Iglesias, presidenta de la asociación de mujeres ‘Plaza Mayor’, Cristina Klimowitz, concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Salamanca, y Raquel López, responsable de las actividades de prevención de la asociación Adavas.

Y minutos más tarde, en la plaza de Bolonia se celebró un minuto de silencio organizado desde la Unidad de Igualdad y los programas de Doctorado y Máster en Estudios Interdisciplinares de Género y en el que participaron varios profesores de la facultad de Derecho, así como la vicerrectora de la Usal, Cristina Pita. La lluvia obligó a realizar el siguiente acto en el hall de la facultad. Allí el grupo de teatro Calamandrei representó una pequeña obra en silencio, sobre las fases del amor violento.