El Norte de Castilla

Alumnos del Diego Porcelos de Burgos reciben un premio por su trabajo 'Nos va la vida en ello'

  • El concurso nacional de FeSP-UGT se celebra con motivo del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Los alumnos del Aula EBO y Compensatoria del IES Conde Diego Porcelos de Burgos recibirán hoy la 'Mención Especial y Certificado de Honor al Mejor Guión y Realización' del II Concurso Audiovisual Nacional de FeSP-UGT 'Ama en igualdad. Di no a la violencia', que convocó con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para todoslos alumnos y alumnas de Educación Primaria de los cursos de 5º y 6º y de Educación Secundaria de España.

Los burgaleses presentaron 'Nos va la vida en ello', donde, en cerca de cinco minutos, relatan casos de violencia de género. «Queríamos hacer algo original y que llamara la atención y se nos ocurrió hacer un cortometraje de cine mudo, haciendo mucho hincapié en la violencia de género psicológica, porque muchas veces no se ve», explicó la profesora Susana Vela. «Queríamos que vieran qué es un maltrato porque ahora hay muchos alumnos que se piensan que no es maltrato controlar a su novia», señaló. A partir de ahí, «empezaron a surgir ideas, pensamos cómo enfocarlo y luego nos han ayudado en informática y en el montaje».

Son 18 alumnos de Compensatoria de este centro burgalés y tres de EBO (Educación Básica Obligatoria), que es un aula de educación especial dentro del instituto. «Es experimental, porque en otros hay un aula de Pedagogía Terapéutica (PT), donde se dan clases de apoyo en matemáticas y lengua, pero en este caso están todo el tiempo conmigo, porque tienen una discapacidad más severa que cualquier otro niño que esté en una PT normal», anotó Vela. El objetivo es «una transición de un colegio a la vida adulta, porque es muy difícil que estos chicos encuentren otra salida, porque igual en un aula de PT con las clases de apoyo se perderían mucho». Y en lugar de ir a centros como Aspanias o Asprona, «tienen aquí una transición de unos dos años y les ayudamos a adquirir una serie de habilidades sociales y de conocimientos».

Susana Vela relató que, tras la experiencia, los chicos tiene «bastante claro qué es la violencia de género» y también destacó la ilusión con la que han trabajado y el esfuerzo en equipo. «Cuando buscábamos los actores, los chicos no querían participar porque no querían levantar la mano a una chica y decían que ellos no querían maltratar a una mujer aunque fuera de mentira», apunta la maestra. «Eso nos gustó mucho, porque eso significaba que todo el tiempo que habíamos trabajado con las dinámicas, nos había servido para aprender», concluyó.