El PP pide la dimisión de Puente tras la sentencia firme del caso de las 'confort letter' «por su pertinaz obcecación»

José Antonio Martínez Bermejo, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Valladolid, durante un pleno. /G. Villamil
José Antonio Martínez Bermejo, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Valladolid, durante un pleno. / G. Villamil

Los 'populares' consideran que este «desenfreno macarrónico» del alcalde es una «tapadera de su malísima gestión del soterramiento»

El Norte
EL NORTEValladolid

El Grupo Municipal Popular pidió hoy la dimisión del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, tras la sentencia firme del caso de las 'confort letter', emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (que confirma la anterior de la Audiencia Provincial), «por su pertinaz y continuada obcecación» en este asunto, según explicó su portavoz, José Antonio Martínez Bermejo.

El auto, que es firme al no recurrir la Fiscalía, exonera de cualquier cargo al anterior alcalde, Javier León de la Riva, y los exconcejales Alfredo Blanco y Manuel Sánchez. «Debe dimitir porque es algo sin precedentes en la historia democrática de España, que un alcalde se empecine en llevar a la cárcel a un predecesor y concejales», sostuvo Martínez Bermejo, quien apostilló que esta «insistencia, que ha durado tres años y medio», ha supuesto un «desenfreno macarrónico» de Puente como «tapadera de su malísima gestión del soterramiento».

«Si tiene pundonor, honorabilidad y lo que debería de tener, el alcalde de la 'nada' debería irse y nombrar a quien corresponda», matizó el portavoz del PP, quien subrayó que si el regidor, aconsejado por su letrado y el secretario general del Ayuntamiento, no hubiera recurrido la primera sentencia, «hoy no se estaría pidiendo su marcha». En este sentido, no sólo cargó contra el primer edil, sino contra los que «deben plantearse si están capacitados para ocupar su puesto de trabajo».

Igualmente, le instó a pedir disculpas a los tres exonerados y preguntó quien «resarce ahora su nombre», después de que «constantemente les hayan llamado delincuentes», en una legislatura llena de «política de enfrentamiento, judicializada y confrontación».

Como Mónaco

En la comparecencia de esta tarde Bermejo estuvo acompañado de otros cuatro concejales del Grupo Municipal Popular, aunque no de León de la Riva, Blanco y Sánchez, que probablemente se explicarán el próximo lunes o martes y están a la espera de las recomendaciones de sus abogados. También justificó este paso adelante para pedir la dimisión en que ningún vallisoletano «entendería que alguien tan dañino y pernicioso se vaya ahora de rositas», en referencia a Puente, de quien el PP ha reclamado hoy su dimisión por primera vez desde 2015. «Si a cada ciudadano le hubieran dado un euro cada vez que se ha pronunciado el término 'confort letter', o la deuda de 400 millones, hoy Valladolid tendría un nivel de renta semejante a Mónaco», ironizó.

Igualmente, insistió en que la ciudad «ganaría con su marcha, sería más fácil entenderse, sin los malos rollos que ha traído él y los que le acompañan». «Que tenga la grandeza de reconocer que se ha equivocado y se vaya, que seguramente ya sabía que había errado y que no iba a llegar ni a la suela de los zapatos de las tres personas a las que ha perseguido», deslizó Martínez Bermejo, quien se mostró seguro de que el PP ganará las elecciones municipales de 2019 en la ciudad. «Los ciudadanos tiene claro que llega un cambio tras cuatro años de la nada, negativos, de inquina. Hasta los chicos de La Molinera nos han preguntado que vamos a hacer cuando gobernemos», espetó.

Por último, abrió las puertas a un posible interés de León de la Riva en formar parte de las listas del PP para las próximas elecciones, un «activo fundamental» si el exalcalde así lo decidiera.

 

Fotos

Vídeos