El último encierro de las fiestas de Medina se salda con un herido grave por asta de toro

Los caballistas conducen a los toros durante el encierro. / Patricia González

El hombre, de 54 años, vecino de Ataquines, se encuentra ingresado en la UVI del Hospital Clínico de Valladolid

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZ

El último encierro al estilo de la villa (campo-urbe) de las fiestas patronales de Medina del Campo finalizó con mal sabor de boca debido a una fuerte cogida que se produjo a la altura de la mítica fábrica de quesos de Mamá Vaca. Ante la atenta mirada de multitud de asistentes y de caballistas, uno de los morlacos de Valdefresno se ensañó con un varón de 54 años.

El herido, cuyos datos de filiación corresponden a J. G. y que es residente en la localidad pero natural del municipio de Ataquines, sufrió tres cornadas: tórax, brazo y región anal, por lo que tras ser intervenido de manera urgente en el Hospital Comarcal fue derivado al Hospital Clínico Universitario de Valladolid, donde fue internado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) en estado «muy grave», según explicaron fuentes sanitarias.

Más información

Este incidente, que elevó al máximo la tensión y el nerviosismo entre los asistentes que se encontraban en esa zona, se produjo pasadas las nueve y cuarto de la mañana cuando el quinto de los morlacos perteneciente a la ganadería de Valdefresno se cebó con el herido, que al intentar subirse a una de las verjas de Mamá Vaca fue alcanzado por el animal, que lo zarandeó y golpeó durante algo más de dos minutos.

La zona en la que se produjo el incidente (el herido estaba pegado a la valla y en un espacio limitado) imposibilitó que ningún caballista pudiera actuar ya que el toro estaba literalmente cegado con el herido, al que golpeaba de manera constante contra la malla metálica que limita la zona del embudo con la fábrica de quesos. Tras los dos agónicos minutos que duró el incidente un coche de la Policía Nacional fue el encargado de realizar el traslado al Hospital Comarcal, ya que la ambulancia de la zona del campo se encontraba atendiendo a un caballista que se empotró contra un árbol en el transcurso del recorrido campero. A las nueve y media de la mañana, según confirmaron desde la jefatura del área de Urgencias del Comarcal, el corneado entró en el centro médico donde fue intervenido de las diversas cornadas y golpes. Al finalizar la operación el varón, por prescripción médica, fue derivado al Clínico de Valladolid donde se encuentra ingresado en la UVI en estado «muy grave».

El encierro

Los utreros protagonistas del que fue la última suelta al estilo tradicional de la villa de las ferias mostraron su bravura y casta durante el concurso de cortes celebrado el viernes en el coso del Arrabal. Al igual que en anteriores ocasiones los novillos fueron desencajonados desde los corrales ubicados en la parcela número 9 del término municipal de El Campillo. Desde este punto, y según explican desde la organización de los encierros, los animales «nada más salir de los corrales se desviaron a la izquierda en dirección al pinar. pero rápidamente fueron reconducidos al recorrido».

Los medinenses pudieron ver por las calles a un total de cinco morlacos ya que el sexto novillo fue inmovilizado en la carretera de las Salinas. De los cinco que finalizaron todo el recorrido hasta el coso del Arrabal, tres pisaron el asfalto de manera conjunta. Este último encierro que fue calificado por la organización como «los de Valdefresno dieron espectáculo y emoción» se completó con la presencia internacional en el campo de la presidenta y dos vocales del Club Taurino de Nueva York.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos