«Estoy jodido, no sé ni lo que he hecho», confiesa el acusado del tiroteo de Castrillo-Tejeriego

Llegada de Manuel M. a los juzgados y fotografía de archivo del detenido. /Carlos Espeso / El Norte
Llegada de Manuel M. a los juzgados y fotografía de archivo del detenido. / Carlos Espeso / El Norte

Manuel M. responde a El Norte de Castilla a la salida de su declaración ante el juez, que decreta prisión provisional sin fianza por asesinato, tentativa de homicidio y dos delitos de lesiones

J. Asua
J. ASUA

El acusado de matar con una escopeta a un hombre y herir a otros tres en un bar de Castrillo-Tejeriego (Valladolid) ha pasado a disposición judicial. A su salida de los juzgados de la calle Angustias ha realizado una breve declaración a los medios: «Estoy jodido. No se ni lo que he hecho», ha confesado.

El juez ha decidido decretar prisión provisional comunicada sin fianza por asesinato, tentativa de homicidio y dos delitos leves de lesiones, tras escuchar su declaración en la que ha confesado que había consumido sustancias estupefacientes y que «no recuerda nada desde las tres de la mañana hasta que fue detenido». La declaración ha durado 20 minutos.

El Juzgado de Instrucción 1 se inhibirá al Juzgado de Instrucción 6, que es el competente para investigar la causa por la fecha en que ocurrieron los hechos.

El hombre, de 32 años, fue detenido el pasado domingo por supuestamente haber efectuado varios disparos con una escopeta en un bar de dicha localidad vallisoletana y causar la muerte de un varón de 46 años y herir a otros tres.

El arrestado, M.M.B., ha sido trasladado de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid donde ha permanecido desde el pasado domingo a las dependencias del Juzgado de instrucción 1, que es el que se encuentra de guardia hoy, para prestar declaración ante el juez.

M.M.B. se presentó sobre las 6.00 horas del pasado domingo en el bar del pueblo, situado a unos cuarenta kilómetros de Valladolid capital, y disparó contra el hombre que resultó muerto y contra otros tres que se encontraban en el establecimiento, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno tras el suceso.

Posteriormente, se marchó de la localidad, aunque fue detenido por las Fuerzas de Seguridad en Valladolid, donde habitualmente reside y trabaja.

Uno de los lesionados tuvo que ser ingresado en la UCI de un centro hospitalario de Valladolid, unidad de la que salió ayer, según fuentes sanitarias.

Mientras, otro de los heridos recibió ya el alta médica en el Hospital Río Hortega, al que fue trasladado tras el suceso y donde continúa el tercer lesionado, cuya evolución es favorable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos