PSOE e IU alteraron la licitación del bar municipal de Montemayor, según el PP

Iván Velasco, concejal del PP en la localidad y edil que ha formulado la acusaicón. /
Iván Velasco, concejal del PP en la localidad y edil que ha formulado la acusaicón.

Les acusa de abrir las plicas con las ofertas días antes de convocarse la mesa de contratación

JAVIER FERNÁNDEZMONTEMAYOR DE PILILLA

El PP de Montemayor de Pililla ha acusado al equipo de gobierno (PSOE-IU) de una presunta manipulación del proceso de adjudicación del bar municipal La Hontana ya que, según la versión de los populares, el pasado 26 de diciembre un trabajador del Ayuntamiento «pilló in fraganti a varios concejales del gobierno con los sobres abiertos de las proposiciones económicas de la licitación del establecimiento y con toda la documentación que contienen al descubierto», cuando la fecha estipulada para la mesa de contratación y apertura de propuestas para la discusión de las ofertas presentadas era el martes 30 de diciembre.

Para el concejal del PP, Iván Velasco Bachiller, «su intención no era otra que ver qué importe había licitado cada uno de los tres licitadores que se habían interesado por el bar, y así poder manejar a su antojo la adjudicación», denuncia. Al acontecer estos hechos se ha suspendido la mesa de contratación hasta nueva convocatoria, asegura el PP. Por su parte, el alcalde de Montemayor, Noel Serna (PSOE) no quiso ayer hacer declaraciones sobre el tema en cuestión.

El anuncio de licitación para contratar el arrendamiento mediante subasta del Bar-Antiguo Lavadero La Hontana para el periodo 2015-2018 -con un presupuesto base de 4.200 euros al año- fue publicado en el Boletín Oficial de la Provincia el día 10 de diciembre de 2014, para todas aquellas personas interesadas. «Estamos convencidos que la intención del equipo de gobierno estaba más que clara y era la de adjudicar dicho bar a quien a ellos les interesara, pudiendo cambiar las proposiciones económicas, al haber tenido acceso con anterioridad a dicha documentación, a parte de una falta de respeto hacia los tres licitadores porque no se están haciendo las cosas de una manera legal, además de estar incurriendo en un delito penado por la ley, al tratarse de documentación publica registrada por el propio Ayuntamiento», señala Iván Velasco.

Asimismo, el PP enumera las «continuas actuaciones y decisiones que el equipo de gobierno está tomando en contra de los intereses de un pueblo, después de que en estos cuatro años que llevamos de legislatura muchos han sido los desencuentros que han tenido con los vecinos del municipio». Recuerdan, entre otros asuntos polémicos, la denuncia de la mayor parte de los agricultores, el no apoyar la declaración como Bien de Interés Cultural de la típica plaza de palos, el rechazo a 24.000 euros de una subvención de Diputación para acometer obras en la iglesia y llamar al orden al párroco local, o el despido ilegal de una trabajadora municipal.