Segovia cierra las puertas a la peatonalización del casco histórico

Vehículos aparcados en la plaza de San Esteban, en el casco histórico de Segovia. /Antonio de Torre
Vehículos aparcados en la plaza de San Esteban, en el casco histórico de Segovia. / Antonio de Torre

La reunión de la Concejalía de Tráfico y comercio se salda con la intención de «no cerrar al tráfico ninguna calle» del casco

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La Agrupación de Comerciantes de Segovia (ACS) y el Ayuntamiento de la ciudad se han sentado a la misma mesa para poner en común inquietudes del gremio y soluciones a partir de la política municipal. Tal y como informa el colectivo que preside Manuel Muñoz en su boletín de noticias en Internet, la reunión con la Concejalía de Tráfico y Movilidad dejó sentados y bastante apuntalados algunos compromisos sobre los que ya venía trabajando el equipo de gobierno socialista en el Consistorio.

Una de las medidas que trasladó el edil, Ramón Muñoz-Torrero a la delegación de los comerciantes es que «no se tiene pensado cerrar al tráfico rodado ninguna calle más del recinto amurallado», recoge la comunicación interna de la asociación.

Es sabido y notorio el malestar extendido que hay entre los tenderos y también hosteleros del casco histórico por el progresivo abandono que sufre este entorno. El último desencuentro sonado se produjo por las obras que se ejecutan en la cuesta de San Juan, que han dejado al recinto amurallado sin su principal vía de acceso en coche.

A pesar de las alternativas buscadas por el Ayuntamiento de habilitar Doctor Velasco para conducir el flujo de vehículos hacia el casco de la ciudad, los comercios lamentan en sus cajas registradoras una disminución de las ventas debido al menor tránsito de clientela.

Portazo a la peatonalización

En cierto modo, el citado compromiso de no interrumpir la circulación trasladado por la Concejalía de Tráfico a la ACS es un portazo a las intenciones de peatonalización de algunas calles del recinto amurallado, como Daoiz, por ejemplo. Hace poco, la propia Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado de Segovia (AVRAS) se quejaba de cómo las restricciones drásticas de tráfico son una puñalada más en el ya herido tejido comercial y residencial de esta zona.

Además, reclamaban al Ayuntamiento que contara con los vecinos y los profesionales para consensuar medidas que afectaran a la movilidad. Una de las soluciones que demanda AVRAS en cuanto al tráfico consiste en establecer aparcamientos disuasorios para aquellos a los que se les prohiba el acceso al casco histórico y reitera que uno puede ser el Velódromo. La posibilidad de peatonalizar el casco de manera «drástica» supondría «la muerte definitiva del barrio», asegura el presidente de la asociación vecinal, Pedro Montarelo.

Supresión de plazas de aparcamiento

Otro asunto que trataron los representantes de la Agrupación de Comerciantes Segovianos con la Concejalía de Tráfico se centró en los planes de eliminación de plazas de aparcamiento en el casco antiguo de la ciudad. Según la notificación interna de la organización gremial, el Consistorio transmitió su compromiso de «suprimir en torno a 220». Esta propuesta está sustentada «básicamente por la conveniencia de eliminar plazas alrededor de monumentos, iglesias y demás, sobre todo en la plaza de San Esteban», recoge la información de la agrupación comercial.

Cabe recordar que en febrero de este año, el equipo de gobierno socialista en el Ayuntamiento ya planteó al resto de grupos políticos que se sientan en la Mesa de Movilidad la opción de liberar de vehículos los espacios cercanos a los monumentos de la ciudad y alejar los coches en entornos como la plaza de San Nicolás, Conde Cheste, San Sebastián, la Ronda de Juan II, la calle Marqués del Arco o la citada plaza de San Esteban, junto al Palacio Episcopal.

En la actualidad, el casco histórico de Segovia cuenta con 693 plazas de aparcamiento reguladas por la ORA. En los cálculos que manejaba el equipo de gobierno municipal al respecto de suprimir plazas de aparcamiento en el recinto amurallado, cabía la reserva de alrededor de un 30% de los estacionamientos totales para el uso exclusivo de vecinos residentes.

La voluntad del equipo de gobierno socialista es reducir el tráfico en el casco antiguo de la ciudad muy poco a poco. Los grupos en la corporación comulgan con matices en esta declaración de intenciones, que puede favorecer la revitalización de esta zona de la capital, castigada por el despoblamiento. Pero la concreción de estas medidas y cómo y cuándo se aplicarán tendrá que esperar a plasmarse en el Plan Estratégico de Segovia 2018-2023.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos