El Ayuntamiento empezará a restringir el tráfico en el casco histórico antes del final del mandato

Tráfico intenso en el barrio de San Marcos, en las inmediaciones de uno de los puntos de acceso al casco histórico./Antonio de Torre
Tráfico intenso en el barrio de San Marcos, en las inmediaciones de uno de los puntos de acceso al casco histórico. / Antonio de Torre

El equipo de gobierno considera «interesante» comenzar con reducciones parciales

QUIQUE YUSTESegovia

Figura en el programa electoral con el que el Partido Socialista se presentó a las elecciones municipales de 2015. La reducción del tráfico en el casco histórico de la ciudad es una de las futuras medidas que el equipo de gobierno pretende poner en marcha durante los próximos meses y que cuenta con el apoyo del resto de formaciones, que ven en una disminución del paso de vehículos por el recinto amurallado una forma de revitalizar un zona de la ciudad que durante los últimos años ha sufrido un descenso de población y de servicios.

Aprovechando las obras de la calle San Juan (la principal vía de acceso al tráfico rodado al casco histórico), Izquierda Unida propondrá en el pleno de este viernes que se lleven a cabo medidas de prueba para restringir el tráfico a esta zona de la ciudad. Una propuesta que comparte el equipo de gobierno socialista, o al menos en el fondo, tal y como reconoció su portavoz en el Ayuntamiento, José Bayón. «Nuestra intención es restringir poco a poco el tráfico en el casco histórico», declaró el también concejal de Empleo, Desarrollo Económico e Innovación, quien sin embargo tiene más dudas acerca del cuándo y el cómo empezar a aplicar la medida.

Para Izquierda Unida, las obras en la calle San Juan (que comenzaron en junio y que tienen prevista su conclusión a primeros de 2019) están permitiendo disfrutar de un casco histórico «mucho menos congestionado de vehículos», dejando ver los beneficios de una circulación escasa por las calles del centro. Así, proponen implementar medidas temporales que reduzcan el tráfico en el casco histórico aprovechando las obras de la calle San Juan.

En este aspecto se muestra más reacio el portavoz del grupo socialista, quien es partidario de «no complicar aún más situación» con nuevos inconvenientes a los que ya ocasionan las obras. Así, apuesta por diseñar este mismo mandato la hoja de ruta a seguir para reducir el tráfico en el casco histórico, diseño que será incluido en el Plan Estratégico de Segovia 2018-2023 que se encuentra en fase de elaboración. «Ahí se verían los pasos que hay que dar para reducir el tráfico en el casco histórico como un elemento más para revitalizar esta zona de la ciudad», señala Bayón, que recuerda que el nuevo pliego de la ORA (también fase de redacción) también contempla una reducción de plazas de aparcamiento en el casco histórico.

Así, el portavoz socialista considera «interesante» que las reducciones del tráfico en el centro de la ciudad comiencen con carácter temporal (puentes o fines de semana) previo aviso a la población. Además, afirmó que alguna de las medidas iniciales en este sentido se implementarán antes de que finalice el mandato corporativo.

Turbo rotondas

Más escéptico se mostró José Bayón con respecto a la moción que presentará UPYD Centrados en Segovia en la que solicitará, también a modo de prueba, la instalación en Segovia de las denominadas 'turbo rotondas'. Aunque apuntó que sería el edil de Tráfico, Ramón Muñoz-Torrero, el que manifestará la posición oficial de los socialistas sobre este asunto, el portavoz socialista avanzó que consideran que la medida «no tiene mucho sentido» en una ciudad como Segovia en la que apenas hay glorietas de grandes dimensiones y varios carriles de circulación.

Por otro lado, Bayón también anunció que «apoyaremos de alguna forma» la moción que presentará el Partido Popular para facilitar que los pasos de peatones sean más accesibles. No obstante, dejó caer la posibilidad de presentar un texto alternativo en el que se tengan en cuenta las obras de la ciudad en las que ya se están realizando actuaciones para facilitar la accesibilidad. «Es algo que no es nuevo y que ya se tiene en cuenta», declaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos