Operación Enredadera

Antonio Silván lanza un órdago a Ciudadanos y mantiene al concejal López Benito investigado en la Operación Enredadera

Encuentro de la portavoz de Ciudadanos con el alcalde de León.

El alcalde de León advierte a Gemma Villarroel que si acuerda romper el pacto será «unilateralmente» porque no se han dado circunstancias objetivas y marca distancias con los casos de corrupción de la formación naranja

A.C. | N. B.
A.C. | N. B. León

Antonio Silván lanza un órdago a Ciudadanos. El alcalde de León se muestra inamovible y advierte que no apartará de sus funciones al concejal de Infraestructuras, José María López Benito, tras su citación en calidad de investigado en la trama de amaños de contratos públicos.

El caso López Benito

De esta forma, Silván deja la pelota en el tejado de la formación naranja a la que advirtió que si rompe el acuerdo de gobierno PP-Cs en León capital será «unitariamente» porque, remarcó, en ningún caso «se han dado las circunstancias objetivas que vulneren esa acuerdo».

El regidor leonés se mostró muy crítico con la portavoz de Cs y lamentó haber conocido por los medios de comunicación su intención de romper el pacto si no acuerda el cese de López Benito. «Quiero trasladar el agradecimiento a los medios de comunicación por haberme informado de este planteamiento».

En este sentido, Silván quiso marcar distancias entre la citación de López Benito y la detención y posterior puesta a disposición judicial del diputado y concejal por Ciudadanos de San Andrés del Rabanedo, Juan Carlos Fernández, y su asesor, Sadat Maraña. «Estamos hablando de situaciones que no son ni parecidas».

Por un lado, señaló, la situación que la que afecta a personas del partido de Ciudadanos motivó una detención, una declaración policial y judicial, un auto de investigación y una resolución judicial de libertad con cargos». En el otro, la citación ante el juez de un concejal y dos funcionarios. «No tienen para parangón alguno».

«Son personas, con familias y amigos»

En este punto, Silván mostró una defensa férrea a la decisión de mantener en el cargo a López Benito y advirtió que en política no todo vale. «Por encima estamos las personas», insistió el alcalde de León, que no dudó en solicitar «prudencia y respeto» hacia el concejal. Porque, continuó, «estamos hablando de una persona que tiene familia y amigos».

Investigados

José María López Benito, concejal de Infraestructuras y Deportes del Ayuntamiento de León, tendrá que prestar declaración en el mes de septiembre en el marco de la Operación Enredadera, que investiga presuntos amaños en contratos públicos en Ayuntamientos de toda España.

Junto a él comparecerán en sede judicial el arquitecto municipal del ayuntamiento de León, Miguel Martínez Puente, así como el técnico Javier Herrero González, responsable del área de Vías y Obras. Todo ellos, deberán estar asistidos por su representante legal al ser citado en calidad de investigados.

Un mensaje que, según confesó, ya trasladó en su día al resto de los grupos políticos en el Ayuntamiento de León. También a Ciudadanos. A ellos, ha dirigido su último mensaje.

«No hay atajo que no cueste trabajo. Cuando se ansía llegar a un punto antes de lo que procede a lo mejor no se llega a la meta. Las prisas son malas consejeras». Fueron las últimas palabras de Silván, dando por zanjada la polémica abierta en el marco de la Operación Enredadera.

Ahora toca mover ficha a los responsables de Ciudadanos que, a través de un comunicado, advertían a Silván que no dudarían en romper el pacto de gobierno que le aupó a la Alcaldía si no cesaba a López Benito. Una petición que también realizaron en bloque el resto de partidos de la oposición –PSOE, UPL, León en Común y León Despierta-.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos