Silván apela a la prudencia y descarta apartar a José María López Benito tras su citación en la Operación Enredadera

Antonio Silván valora la citación de José María López Benito.

El alcalde traslada el mensaje de «tranquilidad» que le ha trasmitido el concejal y asegura que no tomarán ninguna decisión hasta que declare ante el juez y se clarifique su posible participación en la trama de amaños

A.C. | j.c.
A.C. | J.C. León

Antonio Silván apela a la prudencia y muestra su «respeto» a la Justicia. Por ello, José María López Benito, el edil de Obras que, según adelantó leonoticias, ha sido citado a declarar en el marco de la 'Operación Enredadera', seguirá en su cargo.

«El concejal me ha trasladado absoluta tranquilidad y así lo haremos», aseguró el alcalde de León, que insistió en trasladar su plena disposición y colaboración con un proceso judicial que, según remarcó, aún está en fase de investigación y se encuentra bajo secreto de sumario. «A partir de ahí hablaremos».

Y por ello, Silván no tomará ninguna decisión en torno a la figura de López Benito, al menos, hasta que no preste declaración ante el juez en septiembre y se clarifique su posible participación en la trama de amaños de contratos públicos.

«Mientras tanto, colaboración, prudencia y respeto. Cuando finalice la investigación podremos tener argumentos para tomar las decisiones que correspondan. Pero insisto, prudencia», remarcó Silván, que negó la posibilidad de que el concejal pueda abandonar su cargo.

Ni tampoco arquitecto municipal, Miguel Martínez Puente, ni para el técnico Javier Herrero González, responsable del área de Vías y Obras, que también están citados a declarar. «El concejal está absolutamente tranquilo al igual que el resto de funcionarios del Ayuntamiento. Y esa tranquilidad es la misma que yo quiero trasladar».

La toma de declaración a los tres investigados podría estar directamente relacionadas con las escuchas practicadas a quien se considera cabecilla de la trama, el empresario leonés José Luis Ulibarri.

Registro en el Ayuntamiento

Fue el pasado 3 de julio cuando los agentes de la UDEF, arropados por efectivos de las Unidades de Intervención de la Policía Nacional accedieron al Ayuntamiento de León, el principal avenida de la ciudad.

Los registros en esa jornada se iniciaron pasadas las ocho de la mañana, pero se extendieron en el tiempo hasta las dos de la madrugada. Durante ese tiempo, según han asegurado a leonoticias testigos presenciales, se procedió «al volcado de datos de los ordenadores» y a la recopilación de documentación.

Finalmente los agentes que se llevaron una quincena larga de cajas con material así como las copias de los discos duros de los ordenadores de trabajo de los ahora investigados, así como de ordenadores personales (en este caso no ha trascendido qué ordenadores personales fueron copiados).

El alcalde de León, Antonio Silván, aseguró en esa misma jornada que en el Ayuntamiento de León no habría detenciones como sí estaba sucediendo en otros escenarios dentro de esta misma operación.

Sin embargo horas más tarde el alcalde evitó «poner la mano en el fuego» por todos sus concejales y se limitó a realizar un llamamiento a la responsabilidad en todos ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos