El juez de la 'Operación Enredadera' cita a declarar como investigado al concejal del Ayuntamiento José María López Benito

José María López Benito. /
José María López Benito.

La citación se enmarca en la pieza separada abierta en León por la 'Operación Enredadera' | Deberá declarar en el mes de septiembre como investigado junto con el arquitecto municipal y un técnico

J.C. | A.C.

El juez responsable del Juzgado de Instrucción número 1 de León, dentro de la pieza separada abierta en el marco de la 'Operación Enredadera', ha citado a declarar en condición de investigado al concejal de Infraestructuras y Deportes del Ayuntamiento de León, José María López Benito.

Esta pieza, activada como complemento a las investigaciones puestas en marcha por el Juzgado de Instrucción 2 de Badalona, estudia posibles amaños en contrataciones vinculadas no sólo a áreas como el control de tráfico sino a obras realizadas en parques e instalaciones deportivas, según se ha confirmado a leonoticias.

El despacho de José María López Benito fue uno de los precintados durante varias horas por los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional el pasado 3 de julio, cuando los equipos de investigación accedieron al inmueble municipal.

Ahora López Benito ha sido citado por el titular del Jugado que investiga la causa comprometiendo su presencia para el próximo mes de septiembre.

Pero López Benito no será el único en prestar declaración ante el juez en esas semanas. Junto a él comparecerán en sede judicial el arquitecto municipal del ayuntamiento de León, Miguel Martínez Puente, así como el técnico Javier Herrero González, responsable del área de Vías y Obras.

La toma de declaración a los tres investigados podría estar directamente relacionadas con las escuchas practicadas a quien se considera cabecilla de la trama, el empresario leonés José Luis Ulibarri.

Algunos de los imputados en este caso ya han advertido que las grabaciones al empresario se remontan «a los últimos dos años» al mismo tiempo que han advertido el alto grado de meticuliosidad de la investigación.

Registro en el Ayuntamiento

Fue el pasado 3 de julio cuando los agentes de la UDEF, arropados por efectivos de las Unidades de Intervención de la Policía Nacional accedieron al Ayuntamiento de León, el principal avenida de la ciudad.

Los registros en esa jornada se iniciaron pasadas las ocho de la mañana, pero se extendieron en el tiempo hasta las dos de la madrugada. Durante ese tiempo, según han asegurado a leonoticias testigos presenciales, se procedió «al volcado de datos de los ordenadores» y a la recopilación de documentación.

Finalmente los agentes que se llevaron una quincena larga de cajas con material así como las copias de los discos duros de los ordenadores de trabajo de los ahora investigados, así como de ordenadores personales (en este caso no ha trascendido qué ordenadores personales fueron copiados).

Instrucción desde León

En la pieza separada abierta en León el juez investiga si se facilitó la adjudicación de concursos públicos a las empresas implicadas en la trama y si de esas posibles actuaciones ilícitas se derivan delitos de prevaricación administrativa, cohecho, tráfico de influencias, violación de secretos por funcionarios, malversación de caudales públicos, falsedad de documentos públicos, fraude a la administración pública e inducción para cometer los anteriores delitos.

El alcalde de León, Antonio Silván, aseguró en esa misma jornada que en el Ayuntamiento de León no habría detenciones como sí estaba sucediendo en otros escenarios dentro de esta misma operación.

Sin embargo horas más tarde el alcalde evitó «poner la mano en el fuego» por todos sus concejales y se limitó a realizar un llamamiento a la responsabilidad en todos ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos