GP de Austria

Leclerc, ante una oportunidad de oro para romper el dominio de Mercedes

Charles Leclerc, durante la clasificación del GP de Austria./AFP
Charles Leclerc, durante la clasificación del GP de Austria. / AFP

El monegasco logró su segunda 'pole' de la temporada el día en el que Sebastian Vettel tuvo un nuevo problema mecánico que le hará salir décimo y Lewis Hamilton fue sancionado y partirá quinto

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Ya se veía venir desde el viernes: el Gran Premio de Austria no iba a ser como los anteriores. Para todos está siendo un fin de semana distinto, tanto en lo positivo como en lo negativo. En el lado bueno, en cabeza, está el 'poleman'. Charles Leclerc saldrá por segunda vez este año (y en su carrera deportiva) al frente de la parrilla, pero esta vez no tendrá ni a su compañero Sebastian Vettel ni a un Mercedes al lado. Será Max Verstappen, por una serie de incidentes en los que el neerlandés se ha visto en segunda posición casi sin querer.

El dominio de Leclerc merece un punto y aparte. Antes que los problemas que han tenido Vettel y Hamilton, el monegasco demostró que está en un estado de forma más que firme en este fin de semana. Leclerc y el SF90 se han colocado en una posición de preponderancia desde el primer momento, merced al buen rendimiento que están sacando a los neumáticos blandos pese a las altas temperaturas. De hecho, tanto él como Vettel saldrán con este compuesto en carrera y no con el medio que han elegido los Mercedes, por ejemplo, o el propio Verstappen.

En Ferrari había una sensación notablemente agridulce. Por un lado, estaban exultantes porque habían dejado a más de dos décimas a Hamilton, algo inaudito en los últimos tiempos. Por otro, habían visto cómo su teórico líder de filas, Sebastian Vettel, se quedaba sin rodar en la Q3. Parece una maldición que persigue al tetracampeón del mundo: cada vez que tiene el coche en condiciones para pelear con el Mercedes que tanto le hace padecer, una avería le impide plantar cara. En esta ocasión, fue al final de la Q2 cuando los mecánicos se vieron obligados a levantar la tapa motor del monoplaza rojo, mientras Vettel se quedaba con cara de no creérselo.

Eliminado Vettel, todas las miradas se fueron hacia un Hamilton que tampoco saldrá en primera fila. El pentacampeón del mundo acabó el día sancionado con tres posiciones por estorbar a Kimi Räikkönen en la Q1, aunque saldrá cuarto porque la sanción a Kevin Magnussen fue posterior y no se tiene en cuenta para la penalización al británico. El finlandés llegaba en vuelta y el inglés rodaba lento, cuando en lugar de apartarse a un lado, se fue hacia fuera cortando así la trayectoria del de Alfa Romeo. La peineta que le dedicó 'Iceman' se quedó en una anécdota, ya que el cuarto puesto de parrilla obligará a Hamilton a apretar los dientes.

Con el problema de Vettel y la sanción de Hamilton, la primera fila de parrilla del GP de Austria ya es historia de la Fórmula 1: la formarán dos pilotos de 21 años, que sólo se llevan 16 días de diferencia, y que llevan bregándose en los circuitos desde que eran niños. A este factor hay que unir quién sale por detrás: Valtteri Bottas.

Norris, la esperanza de McLaren

Carlos Sainz ni siquiera intentó pasar a la Q3. No hacía falta, ya que cambiar el motor el viernes le obligó a renunciar a todas sus opciones del sábado, en la Q2 no gastó neumáticos en balde. Cuando se bajó del coche, se fue a ducharse y a seguir la actuación de Lando Norris.

El sábado más aburrido de la temporada, en palabras de Sainz, trajo el mejor resultado individual para McLaren, eso sí, ayudado por las sanciones de rivales. Lando Norris consiguió una meritoria sexta posición en la pista, la misma que Sainz había marcado el sábado anterior en Francia. Sin embargo, por suerte para el británico, delante de él acabó Magnussen, que al montar una caja de cambios nueva se irá cinco posiciones atrás. Eso le hizo ganar una plaza a Norris.

McLaren tiene una oportunidad de oro y el público un domingo que no debería perder. La posibilidad de ver peleando por la victoria o, al menos, por el podio a tres pilotos jóvenes como Leclerc, Verstappen y Norris es garantía de espectáculo. Si a este factor se le une la más que presumible remontada de Hamilton desde el cuarto lugar y el de Vettel desde el noveno ponen más ingredientes para una carrera que se antoja tan excitante como necesaria. El mal sabor de boca que dejó el pobre espectáculo de Francia requiere de un buen elixir.

Parilla de salida GP de Austria:

1. Charles Leclerc (MON/Ferrari)

2. Max Verstappen (HOL/Red Bull)

3. Valtteri Bottas (FIN/Mercedes)

4. Lewis Hamilton (GBR/McLaren)

5. Lando Norris (GBR/Mercedes)

6. Kimi Raikkonen (FIN/Alfa Romeo)

7. Antonio Giovinazzi (ITA/Alfa Romeo)

8. Pierre Gasly (FRA/Red Bull)

9. Sebastian Vettel (GER/Ferrari)

10. Kevin Magnussen (DIN/Haas)