Sin rastro en Zamora de un atracador que robó en una sucursal con una pistola

La sucursal atracada. /
La sucursal atracada.

La Policía Nacional y la Guardia Civil establecen un dispositivo de búsqueda después de que dejara al conductor que cogió de rehén y que escapara a pie

ALICIA PÉREZ

Fueron ocho minutos los que estuvo en la sucursal de Caja Rural de Morales del Vino, a 7 kilómetros de Zamora. Los suficientes para que las cámaras de seguridad grabaran a partir de las 8:40 horas de hoy a un hombre, parece que mayor de 50 años, con una pistola en la mano y la cara a medio cubrir y con gorra. Fue el tiempo que el director de la sucursal y la trabajadora, los dos empleados con los que cuenta la entidad en la localidad, tardaron en abrir la caja y de que cogiera entre 3.000 y 4.000 euros, según las primeras previsiones a falta de arqueo, según informaron desde Caja Rural de Zamora.

Después, salió a la calle y huyó en el primer coche que pasó, un BMW a cuyo conductor tomó como rehén. Tras una breve persecución por caminos hasta la capital zamorana, el atracador se bajó del coche en la calle Doctor Fleming y huyó a pie.

La Guardia Civil y la Policía Nacional establecieron esta mañana un dispositivo de búsqueda en la zona de Obispo Nieto mientras el rehén, que no sufrió daños, prestó declaración en la Comisaría. La investigación continúa todavía sin que se hubiera encontrado al ladrón, mientras que en la oficina la jornada continuó con normalidad después de que la Policía Científica terminara su trabajo en la búsqueda de huellas. «Lo más importante es que no se ha vivido ninguna desgracia y dentro de la tensión del atraco, no ha sido violento. Los trabajadores están tranquilos y están bien», informaron desde la entidad financiera.