Los 'visitantes' que accedieron a los Santos Juanes eran concejales de Nava

Iglesia de los Santos Juanes de Nava del Rey. En pequeño, la concejala y candidata socialista de la localidad, Ana Isabel García, durante su visita a la torre. /Fran Jiménez / PSOE Nava del Rey
Iglesia de los Santos Juanes de Nava del Rey. En pequeño, la concejala y candidata socialista de la localidad, Ana Isabel García, durante su visita a la torre. / Fran Jiménez / PSOE Nava del Rey

Los ediles socialistas aseguran que tenían el «consentimiento del arquitecto de la obra» y denunciarán las «acusaciones en redes»

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZNava del Rey

Misterio resuelto. Los cuatro individuos que de manera «furtiva», sin permiso ni autorización ni del Arzobispado de Valladolid ni de la parroquia de Nava del Rey, visitaron las obras de rehabilitación de la torre de los Santos Juanes de la localidad vallisoletana eran concejales del PSOE en el Consistorio navarrés. Así lo confirmó este martes el grupo municipal socialista a través de su perfil en redes sociales través de unas fotografías de su candidata y concejal, Ana Isabel García, que atestiguaban su vista al torreón. En este sentido, la aspirante socialista confirmó que su grupo no tenía permiso del propietario del inmueble, pero sí del arquitecto encargado de la rehabilitación -las obras ya habían concluido hace al menos una semana-. «Nos hemos puesto en contacto con un abogado que está estudiando las acusaciones realizadas a través del grupo municipal popular, que nos acusa de allanamiento de morada para acudir a la Fiscalía», afirmó la edil.

Noticias relacionadas

Por su parte, los propietarios aseguraron que «nadie nos pidió permiso para subir a ningún lado», al mismo tiempo que mostraron su malestar de lo que consideran un problema cotidiano y de calado menor. Por el momento, se desconoce si finalmente interpondrán una denuncia ante la Guardia Civil.

Entre tanto, el alcalde de Nava del Rey, Guzmán Gómez, ante estos hechos, explicó que «no estamos en época de hacer críticas, pero creo que cada uno es responsable de sus actos», incidió. «El PSOE sabe que no hizo bien entrando en una propiedad privada sin permiso del propietario; es un allanamiento de morada, un delito tipificado por ley y nosotros hacemos lo que tenemos que hacer», continuó el regidor.

«Saben que no han hecho bien entrando en una propiedad privada sin permiso» Guzmán gómez, alcalde de nava del rey

Fueron muchos los testigos que durante la semana pasada explicaban cómo varias personas entraron al templo de la localidad, pero no fue hasta este martes cuando el misterio que traía de cabeza al municipio fue desvelado. A pesar de sentirse «molestos», ya que por redes sociales «nos han acusado de delitos fuertes», el PSOE decidió explicar lo sucedido. «En su día, el Partido Socialista ya se vinculó al 100% con el estado de dicho edificio, una etapa en la que se restauró el 'Profundis', es decir, la fachada de la plaza. En incontables ocasiones se insistió en la restauración de la torre, competencia del director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, obteniendo la negativa como respuesta, provocando y ordenando así su cierre», incidió García.

«¿Por qué se saltan la ley»

Asimismo, puntualizó que «la obra de la torre no es una obra municipal; los responsables solo han esperado a que el Ayuntamiento estuviera gobernado por el Partido Popular para empezar su ejecución, algo lamentable y vergonzoso», continuó.

Por su parte, el PP, además de explicar la definición de allanamiento de morada, subrayó también en redes que «el caso más habitual es el del robo con allanamiento de morada». «Parece ser que los cuatro individuos y presuntos delincuentes son: Ana García, la candidata socialista, Alfonso González, el antiguo arquitecto municipal, y dos desconocidos más, vinculados al Partido Socialista de Nava del Rey. ¿Y este tipo personas pretenden gobernar nuestra localidad? ¿Qué será lo siguiente? ¿Por qué se saltan la ley y entran en una propiedad privada? ¿No se podría haber pedido permiso a nuestro párroco para que, al menos él tuviese constancia?», se preguntaron.