Una persecución deja un detenido y horas de cerco policial en la urbanización vallisoletana de Fuente Berrocal

Control de seguridad en Fuente Berrocal. /R. Jiménez
Control de seguridad en Fuente Berrocal. / R. Jiménez

Dos delincuentes fueron sorprendidos en pleno asalto a una casa y los agentes buscaban anoche al ladrón que logró huir

J. SANZ Valladolid

El dispositivo de vigilancia habilitado por la Policía Nacional para intentar cazar a los autores de los últimos asaltos a viviendas de urbanizaciones como Fuente Berrocal dio sus frutos a última hora de la tarde del lunes, cuando los agentes sorprendieron a dos delincuentes en pleno asalto a una de las viviendas de este barrio situado al borde de la carretera de Fuensaldaña y lograron detener a uno de ellos, según indicaron los testigos, después de una persecución por las casas e, incluso, los tejados tanto a pie como en las patrullas. Uno de los asaltantes logró dar esquinazo a los agentes y dio paso a la puesta en marcha de un operativo poco habitual en la capital que movilizó literalmente «a todas las patrullas disponibles», incluidas las unidades de antidisturbios, para blindar el barrio. La búsqueda del segundo sospechoso continuaba la noche del lunes mientras los vecinos asistían al ir y venir de «policías por las calles del barrio» atrincherados en sus ­domicilios.

R. Jiménez

Todo apunta a que los asaltantes, dos, al menos, lograron acceder a una de las viviendas, al parecer, situada en la calle Nabuco y que fueron sorprendidos por los agentes cuando huían en coche hacia la salida de Fuente Berrocal a la carretera de Fuensaldaña. Algunas fuentes apuntaron a que les vieron cuando intentaban acceder, incluso, a una segunda casa. El caso es que los policías lograron detener a uno de los sospechosos –estos golpearon con su coche a una patrulla– y acabaron desplegando a todos sus efectivos en los minutos siguientes para blindar el barrio. «Parece que al segundo ladrón han estado a punto de capturarle, pero ha logrado huir», señalaron los testigos antes de añadir que algunos vecinos indicaron que el sospechoso perdió el calzado en la huida.

Más robos

Las patrullas de la Policía Nacional cerraron entonces los accesos al barrio y comenzaron con un espectacular dispositivo de búsqueda del huido en unas tareas en la que uno de los vehículos policiales resultó dañado y en las que el turismo de los delincuentes, un Seat, fue intervenido y retirado por la grúa para ser examinado por la Policía Científica en la Comisaría de Delicias.

El sospechoso que sí fue detenido también fue trasladado a los calabozos de la calle Gerona para ser interrogado en las próximas horas. Sobre la mesa, de entrada, tendrá que responder sobre la autoría del asalto del lunes en Fuente Berrocal y también sobre los diez registrados en los últimos dos meses tanto en esta urbanización como en otra situada al sur de Covaresa, entre la ronda exterior y la carretera de Rueda. Los testigos, en el caso de esta última, apuntaron a que los autores eran dos jóvenes de entre veinte y treinta años que iban ­encapuchados.

R. Jiménez

La mayoría de los asaltos se produjeron, al igual que el del lunes, entre las cinco y las nueve de la tarde en ausencia de los inquilinos y los autores buscaban dinero y joyas. Las víctimas reclamaron más vigilancia y la respuesta policial, más que contundente, fue visible el lunes mismo.

El cerco policial, que continuaba al cierre de esta edición, provocó retenciones de consideración en la carretera de Fuensaldaña hasta pasado Lingotes Especiales al permanecer cortado el acceso principal a Fuente Berrocal por la gasolinera.

 

Fotos

Vídeos