La banda del volante regresa a los garajes de Parquesol y roba los aros de dos BMW

El volante y el cuadro arrancados del X6 en Villa de Prado./El Norte
El volante y el cuadro arrancados del X6 en Villa de Prado. / El Norte

Los dueños de los modelos de alta gama se los encontraron desvalijados el lunes en dos garajes de la calle Manuel Azaña

J. SANZValladolid

En Parquesol comenzó hace un año la oleada de sustracciones de piezas de modelos de alta gama, en su mayoría BMW, y allí regresaron el pasado lunes de madrugada los integrantes de la banda del volante para sumar dos nuevos robos de los aros de coches de la firma alemana. Las víctimas se encontraron a primera hora de la mañana con las puertas de sus vehículos forzadas y el hueco de sus volantes en dos garajes comunitarios de la calle Manuel Azaña, en Parquesol, el barrio en el que ya desvalijaron trece coches entre diciembre de 2016 y octubre de 2017. El catálogo de piezas fue creciendo desde entonces, y alcanzando a otras áreas de la capital (Covaresa, Delicias, Villa de Prado y, sobre todo, Pinar de Jalón), donde los delincuentes no solo se llevaron los codiciados volantes sino también las ruedas, los catalizadores e, incluso, las consolas centrales y los cuentakilómetros.

Noticias relacionadas

Pero no habían vuelto a pisar Parquesol, el barrio en el que once meses antes comenzaron a sucederse las denuncias de las víctimas de la banda del volante, cuyos integrantes visitaron distintos garajes comunitarios de las calles Juan de Valladolid, Doctor Villacián, Juan García Hortelano y la propia Manuel Azaña. Y a esta última regresaron en la madrugada del lunes para llevarse los volantes de dos BMW, un X5 y un Serie 6. Sus dueños los habían dejado estacionados en sus plazas la noche anterior o el sábado y se encontraron sin los aros a primera hora de la mañana al acudir a cogerlos, según confirmaron ayer fuentes de la Policía Nacional, cuyos agentes investigan ahora tanto estos robos como todos los anteriores, ya que solo en el último mes se han registrado, al menos, cuatro asaltos idénticos en garajes de Villa de Prado, Delicias, Covaresa y Pinar de Jalón. En este último barrio, incluso, sustrajeron, a mayores, un Volkswagen Golf durante el puente de Los Santos.

Alemanes y deportivos

Los turismos de los que los ladrones han sustraído piezas a lo largo de este año han sido BMW y la mayoría de los vehículos desvalijados en 2017 también lo eran, si bien es cierto que en Parquesol se llevaron los volantes de otros modelos alemanes, como Audi o Volkswagen, y de un Renault Megane. En todos los casos eran líneas deportivas (R Line, S Line, Sport...). El coste medio de la reposición de los volantes y los airbag, que extraen con «precisión quirúrgica», ronda los 2.500 euros, aunque varía notablemente en función del modelo.

La reiteración de los robos de piezas de automoción, especialmente en Pinar de Jalón, ha llevado a un bloque de viviendas de la calle Peña Vieja (allí no solo les ha sustraído volantes y catalizadores sino también les desvalijaron los garajes) a contratar a un vigilante privado para apostarle en la entrada del garaje. La broma les cuesta 38.592 euros al año.