Once detenidos en Valladolid, Ávila y Salamanca por robos con fuerza en viviendas

Coche Policía Nacional, en una calle de Valladolid. /Rodrigo Jiménez
Coche Policía Nacional, en una calle de Valladolid. / Rodrigo Jiménez

Marcaban las puertas de los domicilios para comprobar que no había moradores

El Norte
EL NORTEValladolid

Agentes del Cuerpo Nacional de la Policía han detenido en Valladolid, Ávila y Salamanca a once integrantes de grupos criminales de carácter internacional que se dedicaba a cometer robos con fuerza en viviendas por toda España, en cuatro operaciones distintas, según informó hoy la Policía en un comunicado.

Según informa Ical, su modus operandi consistía en marcar las puertas de las viviendas y volver horas después para comprobar si había moradores en el interior de las mismas, sino había nadie, procedían a su asalto.

Por ello, la Policía Nacional recomendó que siempre que se ausente de casa no se debe divulgar la ausencia. «Solo deben saberlo personas de confianza para que colaboren en que su casa parezca habitada, retirando el correo y puedan actuar si hay una emergencia en el domicilio», indicó. También aconsejó comprobar que puertas y ventanas estén bien cerradas, aunque no se debe cerrar totalmente las persianas.

Además, si se dispone de alarma u otras medidas de seguridad, se deben activar y guardar los objetos de valor en lugar seguro. «Es conveniente realizar un inventario con fotografías e inscripciones de joyas y números de serie de los aparatos electrónicos, para facilitar su identificación», añadió.

En casa se debe vigilar al entrar o salir del garaje que no accedan extraños, espere a que la puerta quede cerrada. «Cada ciudadano puede recoger más información que una cámara de seguridad, por ello si detecta algo anómalo en su entorno, por ejemplo ruidos en viviendas deshabitadas, gente extraña en el portal, no dude en comunicar inmediatamente con el 091», apuntó.

Asimismo, informó de que cualquiera que presta atención a su entorno puede evitar ser víctima y además puede ayudar a evitar que lo sean otros, por lo que es muy importante la colaboración ciudadana, una llamada al 091, informando de las sospechas que tiene. «Facilita la presencia policial inmediata en el lugar y la comprobación de la situación, sin ningún perjuicio para el que llama y con muchos posibles beneficios para la futura víctima y para la policía que podrá identificar a autores», concluyó.