Juan Manuel Rubio, antiguo secretario de Falla, muere en Valladolid a los 108 años

Juan Manuel Rubio, antiguo secretario de Falla, muere en Valladolid a los 108 años

El ingeniero, que montó la azucarera de Peñafiel en 1954, trabajó para el compositor antes de su exilio y conoció a Lorca

EL NORTE

«Yo ya estoy para morirme, y como creyente espero que sea pronto porque es lo más grande que hay. No tengo muchas ganas de vivir, y pienso en la muerte desde que me quedé sin poder andar plenamente. De este mundo actual, ya nada me ilusiona. Es un desastre muy gordo. Es un castigo de Dios», apuntaba a comienzos de año Juan Manuel Rubio (Granada, 1911), un hombre que conoció la intelectualidad del siglo XX, llena de debates con ideas, y al que la muerte vino a buscar hoy sábado en su casa de la calle Muro.

Más información

Aquí, en la capital, vivió durante sus últimos decenios este ingeniero granadino que llegó a cumplir los 108 años, más de un siglo de vida en los que tuvo tiempo de trabajar como secretario del compositor gaditano Manuel de Falla antes de su exilio al final de la Guerra Civil. Con cuatro hijos, el mayor de 72 años, este ingeniero industrial, en cuyo historial figura el montaje de la azucarera de Peñafiel en 1954, fue uno de los fundadores del diario Ideal de Granada y presumía de haber sido una de las personas que llegó a conocer «mejor que nadie» al poeta Federico García a. De su ciudad natal se trasladó a la capital vallisoletana a mediados del siglo XX, cuando fue enviada por su empresa, Azucarera Castellana, a montar la planta de Peñafiel (hoy desmantelada).

La vida se ha apagado hoy para Juan Manuel Rubio Moscoso a los 108 años de una vida que recorrió más de un siglo de la historia de España. La Iglesia de Santiago acogerá el funeral a partir de las 16:00 horas de este domingo y su cuerpo recibirá sepultura a continuación en el cementerio de El Carmen.