Aplicar las últimas tecnologías al sector del contraespionaje

Aplicar las últimas tecnologías al sector del contraespionaje

Javier Conde Gerente de Grupo NHS, empresa especializada en la detección de micrófonos ocultos

LAURA NEGROVALLADOLID

«El espionaje está a la orden del día. Cada vez más empresas, partidos políticos e incluso particulares, se espían entre sí» explica Javier Conde, un vallisoletano de 28 años protagonista de esta curiosa historia emprendedora. Su empresa Grupo NHSestá especializada en contraespionaje, un tema muy actual últimamente tras las polémicas escuchas al Ministro del Interior.

Es hijo de detectives con más de treinta años de experiencia, por lo que conoce muy de cerca el sector de la investigación privada. Pero a Javier, más que la investigación, lo que más le interesó siempre fue la parte técnica y el equipamiento electrónico que requería el desempeño de esta profesión. Con 18 años se trasladó a Almería para estudiar allí la diplomatura de detective privado. Después vendría un sinfín de cursos de especialización sobre detección de micrófonos ocultos, realizados no solo en España, sino también en países como Rusia, Lituania o Reino Unido, con estancias de larga duración. «Me gusta estar al día, ya que es un sector en el que la tecnología avanza muy deprisa. Siempre que puedo acudo a ferias internacionales especializadas, como la Feria contra el Terrorismo de Londres, la Interpolitec de Rusia o la exposición internacional de sistemas de seguridad, Milipol de París. Lo mío es una especialización, que en España todavía en muy poco conocida», comenta.

De cerca

Emprendedor Javier Conde (28). Detective privado, experto en seguridad, perito informático, forense y criminólogo.
Fecha de inicio de la actividad 29 de abril de 2015.
Contacto C/ Paulina Harriet, 4 Entreplanta, 47006, Valladolid. www.serviciosnhs.com
Telf.: 634 400 844

Durante cuatro años estuvo compaginando sus estudios con un empleo en una empresa madrileña especializada en ciberseguridad. Mientras tanto, estuvo ahorrando para comprar equipamiento para, algún día, montar su propia empresa.

Posible expansión

El 29 de abril de 2015 se dio de alta como autónomo, iniciando así la actividad de su empresa Grupo NHS, dedicada a la realización de barridos electrónicos, detección de micrófonos ocultos, análisis de teléfonos móviles en busca de programas espía, y a la instalación, diseño y personalización de cámaras ocultas a medida, entre otras actividades relacionadas con el contraespionaje. Sus clientes son de todo el ámbito nacional, pero sobre todo de Madrid, donde quiere abrir una nueva delegación. «Mi trabajo consiste en localizar, a solicitud del cliente, micrófonos y grabadoras, tanto si están encendidos como si están apagados, ya que es posible programar estos aparatos para que solo se activen a determinadas horas del día, e incluso cuando tienen las baterías agotadas. Con la proliferación de tiendas en internet, existe mucho equipamiento a la venta y al alcance de cualquiera. Antes espiar era muy caro, ahora, en cambio, por muy poco dinero y a solo un click de ratón se pueden conseguir muy fácilmente grabadoras con meses de autonomía o micrófonos de tarjeta de teléfono», explica Conde, quien recomienda la prevención para evitar fugas de información, «muchos de mis clientes me encargan barridos periódicos. La labor más efectiva, es la preventiva», añade.

En su empresa dispone de tecnología puntera como analizadores de espectro, analizadores de intervención telefónica o detectores de juntas no lineales para la localización de los circuitos impresos de los micrófonos. En total, una inversión cercana a los 90.000 euros. «Es mi hobby y mi pasión y siempre he querido dedicarme profesionalmente a aquello que más me gusta. Ni siquiera hice un plan de negocio, porque tenía claro que esta tenía que ser mi empresa», subraya este emprendedor, que acudió a la oficina del BBVA en la Acera de Recoletos para recibir asesoramiento en materia fiscal y económica.

Sus clientes son sobre todo grandes empresas y multinacionales, centros tecnológicos y de I+D y partidos políticos. «También algún particular y muchos despachos de abogados. Cualquier empresa es susceptible de ser grabada o espiada. Acuden a mí cuando tienen sospechas de fuga de información. Lo cierto es que la demanda es creciente, porque las empresas cada vez son más conscientes del peligro de robo de la propiedad industrial», aclara.

La plantilla de Grupo NHS la componen, además de Javier, una administrativa y dos técnicos especialistas, uno de ellos en cámaras ocultas y otro en detección de micrófonos. «En mi trabajo, lo primordial es la confidencialidad. Solemos trabajar con información muy delicada y es importante dar garantías de total discreción a nuestros clientes».

Este emprendedor afirma que la principal dificultad con la que se ha encontrado es dar a conocer su negocio. Realiza visitas personales a empresarios, directivos y responsables de seguridad, siempre con envío previo de una carta personalizada. «El servicio que ofrezco es muy delicado, y una carta me parece el medio más adecuado. Mucho mejor que un mail. Muchos de los clientes potenciales que visito, tienen guardada mi carta para cuando necesiten de mis servicios», expone.

 

Fotos

Vídeos