Las solicitudes de justicia gratuita en Segovia aumentan un 43% en dos años

Una joven consulta sobre el turno de oficio en el Colegio de Abogados de Segovia. /Antonio de Torre
Una joven consulta sobre el turno de oficio en el Colegio de Abogados de Segovia. / Antonio de Torre

Los 126 abogados de oficio que ejercen en Segovia se reparten alrededor de 3.000 expedientes

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Pasan los decanos por el Colegio Oficial de Abogados de Segovia, pero la reivindicación de dignificar la justicia gratuita permanece intacta. Es un mal síntoma señal que no se renueven las demandas, ya que significa que el turno de oficio continúa «evidenciando importantes carencias que afectan no solo a los ciudadanos, sino también a los profesionales y sus colegios», tal y como expone el manifiesto elaborado con motivo del Día de la Justicia Gratuita, que se conmemora hoy. A ello hay que añadir el aumento del volumen de trabajo que soportan estos letrados.

Lo dicen las estadísticas oficiales y lo atestiguan los propios implicados. Y no son pocos. Si el censo de abogados en Segovia correspondiente a 2017 señalaba que en la provincia ejercen la profesión 260 letrados, 126 son de oficio. Suponen casi la mitad del colectivo practicante. Por otra parte, la tendencia al alza en lo que respecta a la demanda de justicia gratuita se nota en la cantidad de expedientes tramitados. El año pasado cerró con 3.054 asuntos llevados por el turno de oficio.

Si el decano del Colegio Oficial de Abogados, Julián Sanz, manifestaba hace apenas unos meses que un registro de unas 2.800 peticiones era «una barbaridad», el nuevo hito alcanzado al cierre del curso pasado por la justicia gratuita de Segovia al superar la barrera de los 3.000 expedientes ratifica la percepción de que cada vez más ciudadanos recurren al turno de oficio. No hay que echar la vista demasiado atrás en el tiempo para descubrir esa evolución. En 2015, el volumen de trabajo que se repartieron los letrados fue de 2.130 casos. En 2016, bajó ligeramente, aunque se mantuvo por encima de los 2.000.

Muy bien considerada

Es decir, en prácticamente dos años, la demanda de justicia gratuita se ha disparado un 43% en Segovia, como ponen de relieve los números facilitados por el Consejo de la Abogacía de Castilla y León, que preside el segoviano Julio Sanz Orejudo. En cuanto a la distribución de asuntos, la media resultante en la provincia es de 24 expedientes anuales por cada uno de los 126 letrados de oficio que están en ejercicio.

Eso sí, también hay que tener en cuenta que no todas las peticiones son admitidas. También hay un porcentaje de solicitudes que resultan denegadas, ya sea como consecuencia del abandono del proceso por parte del propio cliente, o debido al incumplimiento de los requisitos, o bien por no reunir la documentación necesaria para seguir adelante por esta vía judicial.

El órgano colegial segoviano indica que, en el primer trimestre del año en curso, la tasa de expedientes rechazados sobre el total de las resoluciones efectuadas era del 9%. «La litigiosidad en Segovia se observa realmente en la cantidad de concesiones en relación a las denegaciones» que se producen en el ámbito de la justicia gratuita, expone el decano. En el cómputo de 2017, se quedaron por el camino el 13% de las peticiones, o dicho de otro modo, se aceptaron y salieron adelante en torno a 2.600. Las denegaciones se circunscriben mayoritariamente al orden penal, especifica Julián Sanz.

La inversión en Segovia supera los 744.000 euros

El Consejo de la Abogacía de Castilla y León, a partir de los datos del Observatorio de Justicia Gratuita, señala que la inyección económica total destinada al ejercicio de esta asistencia en Segovia alcanzó el año pasado los 744.254 euros. Los profesionales del turno de oficio creen que la financiación se sigue quedando corta y reclaman «reformas urgentes» con el fin de proporcionar «estabilidad, claridad y suficiencia de medios», reza el manifiesto redactado por la abogacía en conmemoración, hoy, del Día de la Justicia Gratuita.

Dicha inversión en Castilla y León se ha visto reducida en el último año en un 3,4%. A la hora de desgranar los importes certificados en función de los servicios prestados, el turno de oficio absorbe en Segovia casi 443.000 euros de los más de 744.000 del montante total. Le sigue de lejos la asistencia letrada, que acapara 207.597 euros. Los gastos aparejados a las infraestructuras se llevan más de 71.400 euros; mientras que a la atención a la violencia de género se destinaron el año pasado 22.330 euros.

El Colegio Oficial de Abogados de Segovia subraya «el alto grado de satisfacción» que concita entre la sociedad la justicia gratuita. Esa consideración positiva viene avalada incluso por el Tribunal Supremo, que en una reciente sentencia «alaba el trabajo de un abogado de oficio». Sin embargo, los profesionales tienen la sensación de ser «el patito feo» del sistema, sobre todo por lo que consideran una remuneración rácana y exigua en comparación con otros colegas que pueden llegar a cobrar el triple por efectuar el mismo trabajo en otros lugares.

Por un pacto de Estado

Con motivo de la conmemoración del Día de la Justicia Gratuita, el colectivo dedicado a esta práctica hace suyo un manifiesto en el que se enumeran las reivindicaciones de estos profesionales del turno de oficio. El aumento de la demanda se explica a partir de «la función social que desempeña» la prestación de este servicio. Por este motivo, la abogacía reclama «un pacto de Estado por la justicia, que debe ser el cauce para consolidar» el turno de oficio, con el objetivo de «obtener el compromiso político de los partidos y de las administraciones públicas para garantizar los derechos de los más desfavorecidos».

Este es uno de los siete puntos de los que consta el manifiesto en favor de mejoras y el reconocimiento de la asistencia jurídica gratuita, la cual es concebida por la profesión como «el instrumento más eficaz para garantizar el derecho de defensa de los ciudadanos carentes de recursos económicos». Los abogados reclaman que su trabajo reciba la consideración que merece, puesto que constituye «la principal garantía para la tutela judicial efectiva».

El manifiesto que preside la jornada reivindicativa de hoy también hace referencia a la «firme apuesta» que lleva a cabo la abogacía española para «la mejora continua y efectiva» de la justicia gratuita «a través de la formación permanente y de la extensión de los servicios a sectores de población en situación de marginalidad o en riesgo de exclusión». En esta línea, el colectivo presume con «orgullo» de los letrados de oficio que «colaboran cada día en paliar la crisis humanitaria» por medio de la prestación de la orientación jurídica gratuita a aquellos ciudadanos que «se ven abocados a procesos migratorios sin que se les dé una solución, no solo digna, sino tan siquiera humanitaria». Además, el escrito se ratifica en el compromiso de la profesión a favor de «las medidas de igualdad de género».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos