Rescatado un pollo de buitre negro que cayó al Pontón Alto

Agentes medioambientales rescatan del agua al pollo de buitre negro. /El Norte
Agentes medioambientales rescatan del agua al pollo de buitre negro. / El Norte

Agentes medioambientales recogieron el animal de las aguas del embalse segoviano tras el aviso de varios de ciudadanos

El Norte
EL NORTESegovia

El centro provincial de mando de la Delegación Territorial de la Junta en Segovia recibió el pasado sábado la llamada de varios ciudadanos que afirmaban haber visto un buitre en las aguas del embalse del Pontón Alto, en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso. El aviso se trasladó de forma inmediata a agentes medioambientales del servicio territorial de Medio Ambiente, que se desplazaron hasta el lugar para comprobar lo sucedido y ejecutar las actuaciones que fueran necesarias.

Gracias a la colaboración de los ciudadanos que se encontraban en la zona, los agentes localizaron el ejemplar. Se trataba de un pollo de buitre negro de este año. Fuentes de la Administración regional indican que, posiblemente, «debido a su poca experiencia en vuelo, el ave cayó al agua y, con el plumaje mojado y muy justo de fuerzas, fue incapaz de remontar de nuevo el vuelo».

Tras conseguir sacar del agua al pollo, los agentes lo trasladaron al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Los Lavaderos, donde está siendo tratado para que recupere su estado óptimo y pueda ser reintegrado cuanto antes a su vida en libertad.

Especie protegida

El buitre negro es una especie protegida de gran envergadura alar, en torno a los 2,5 metros, algo mayor que la del buitre leonado. El plumaje es preferentemente negro, salpicado de marrón oscuro en el dorso. El cuello y parte de la cabeza son negros y desprovistos de plumas. Es una especie monógama que incuba un solo huevo al año.

Los agentes medioambientales, en atención a sus funciones de gestión y vigilancia del medio natural, desarrollan un amplio abanico de actividades para la custodia y defensa de la riqueza forestal, la fauna y la flora silvestre. El seguimiento de las poblaciones de las diferentes especies de fauna de la provincia es una de estas atribuciones, recuerdan fuentes de la Delegación Territorial de la Junta en Segovia. También son los colaboradores más habituales del Centro de Recuperación de Animales Silvestres, pues son los que trasladan hasta allí a la mayoría de los animales salvajes que se encuentran heridos.

Los responsables autonómicos insisten en que es preciso recordar que si cualquier ciudadano encuentra en Segovia un animal aparentemente muerto o herido, lo que debe hacer es llamar al teléfono 921 417 230, del centro provincial de mando de la Delegación Territorial de la Junta, o a los agentes medioambientales de la zona donde se haya producido el hallazgo, para su recogida y atención desde el primer momento por personal especializado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos