¿Te gustaría convertirte en el padrino o la madrina de una roca?

Bolo de granito en el berrocal de Ortigosa del Monte. ./El Norte
Bolo de granito en el berrocal de Ortigosa del Monte. . / El Norte

El proyecto segoviano ya tiene más de setecientos voluntarios en toda España

CLAUDIA DE CARRASCALSegovia

Para preservar el patrimonio geológico la Asociación de Geología de Segovia también ideó en 2014 otra iniciativa de éxito, que a finales de 2017 se trasladó a nivel nacional. Se trata del programa 'Apadrina una roca'. Juana Vegas, que participó en su creación y ahora coordina el proyecto en todo el país, cuenta que surgió con la idea de que la gente que vive cerca o visita con frecuencia los lugares de interés geológico de la provincia se comprometiera con estos espacios y vigilara cualquier tipo de alteración. Además, debían de informar sobre posibles actuaciones que afectaran a estos enclaves para que la asociación pudiera presentar alegaciones si se trataba de un proyecto o avisar a las autoridades en caso de daños injustificados. La participación es gratuita y voluntaria, pero su utilidad es innegable porque «nadie mejor que la gente de la zona para detectar incidencias», asegura.

En Segovia despertó un gran interés y se apadrinaron más de medio centenar de espacios. El proyecto lleva funcionado poco más de un año a escala nacional, pero los resultados son asombrosos, indica Vegas. En concreto, hay 725 voluntarios que tienen apadrinados 550 lugares de interés en todo el país y el Instituto Geológico y Minero recibe incidencias todas las semanas. Además, en la actualidad hay dos espacios segovianos situados entre los diez más apadrinados, los canchales de la alineación montañosa la Mujer Muerta, que cuenta con cinco padrinos, y con el mismo número el salto de El Chorro en Navafría. No obstante, los más famosos son el diapiro de Poza de la Sal (Burgos), con veinte padrinos, y el yacimiento de Megaplanolites de Bueña (Teruel), que ya tiene quince.