Un juez decidirá si la estatua del diablillo hiere el sentimiento religioso

Parte alta de la cuesta de San Juan, en la capital segoviana, donde se quiere colocar el diablillo. /A. de Torre
Parte alta de la cuesta de San Juan, en la capital segoviana, donde se quiere colocar el diablillo. / A. de Torre

El Ayuntamiento de Segovia tiene cuatro días para alegar contra la solicitud de suspensión cautelar interpuesta por un grupo de vecinos

El Norte
EL NORTESegovia

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Segovia tendrá que dirimir si se coloca o no la polémica estatua del diablillo en la cuesta de San Juan y que evoca la leyenda de cómo el demonio levantó el Acueducto en una sola noche. Por lo tanto, la justicia decidirá si la idea del Ayuntamiento sigue para adelante y al final se instala la escultura realizada y donada a la ciudad por José Antonio Abella, o si por el contrario la obra representa un ataque al sentimiento religioso, tal y como se argumenta en la demanda interpuesta por un grupo de vecinos.

Más información

Precisamente, este jueves se ha presentado cómo será la escultura. Nada más conocerse el proyecto, el colectivo expresó públicamente su oposición y su rechazo firme y contundente. Quienes han secundado esta negativa al diabillo aseguran sentirse ofendidos por la iniciativa del equipo de gobierno socialista en el Ayuntamiento. Al ver que el Consistorio no se retractaba ni reculaba en sus intenciones, el colectivo presentó una demanda en los tribunales por considerar que la escultura de la discordia afecta a su sentimiento religioso, informa Efe.

Este jueves, la alcaldesa de la capital, Clara Luquero, ha revelado que el juzgado ha notificado al Ayuntamiento la solicitud de suspensión cautelar del acuerdo de la junta de gobierno local en el que se aceptó la donación de la escultura del diablo del artista José Antonio Abella.

«Autoridad absoluta»

La máxima responsable municipal arguye que el Consistorio posee «autoridad absoluta» para recibir las cesiones de obras de arte dirigidas a la ciudad, como es el caso. El procedimiento indica que ahora se abre un plazo de cuatro días para que el Ayuntamiento presente las alegaciones pertinentes.

Y así lo hará, ha aseverado también tajante la regidora. Clara Luquero ha anunciado que se registrará el correspondiente escrito en el que se justificará el rechazo del Consistorio a que prospere la petición de suspender de forma cautelar la instalación del diabillo de San Juan tramitada por sus detractores. De todos modos, la regidora anticipa que «no se contravendrá lo que dicte el juez»; sin embargo, deduce que no hay razones para paralizar la colocación de la estatuilla del diablo. En cualquier caso, «esperaremos a lo que diga el juez», ha concluido la alcaldesa de Segovia.

 

Fotos

Vídeos