Más de 2.000 personas firman su rechazo a instalar una estatua del diablo en San Juan

Esquina de la calle san Juan donde está prevista la instalación de la estatua./Antonio de Torre
Esquina de la calle san Juan donde está prevista la instalación de la estatua. / Antonio de Torre

Promueven una campaña a través de change.org para que el Ayuntamiento retire el proyecto

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El proyecto para instalar una estatua del diablo en la esquina superior de la calle San Juan no ha caído bien del todo. En círculos religiosos haha motivado una campaña de recogida de firmas para pedir al Ayuntamiento de Segovia que se olvide de la idea. La iniciativa, a través de la plataforma web change.org, ha partido de una abogada segoviana, Esther Lázaro, y en un solo día (la puso en marcha hacia las cinco de la tarde del miércoles), superó el objetivo inicial de recoger un millar de firmas. A las siete de la tarde habían expresado su respaldo a esta campaña 956 personas, y a las diez y media el número de firmantes ya era de 1.130. Hoy viernes la cifra supera ya las 2.000.

Más

La idea de la Concejalía de Patrimonio Histórico y Turismo es instalar esta escultura, cuyos derechos ha cedido el artista José Antonio Abella, con fines turísticos, para desviar el flujo de visitantes hacia otras zonas de la ciudad, fuera del eje tradicional Acueducto-Calle Real-Plaza Mayor-Alcázar. La alcaldesa comentó el miércoles que en la obra titulada 'Segodevs, Aqvaedvcti Artifex' el autor refleja la leyenda de que fue el diablo el que construyó en una noche el Acueducto para ganarse el alma de una joven que acarreaba agua.

La concejala Claudia de Santos ha explicado que no tendrá coste para el Ayuntamiento, pues la fundición en bronce de la estatua (valorada en 9.000 euros) estará patrocinada y la instalarán operarios municipales para presentarla cuando terminen las obras de la calle San Juan.

Sin embargo, la promotora de la campaña contra esta estatua argumenta en la mencionada plataforma que se opone «a que se ponga por el Ayuntamiento, con dinero público una estatua del diablo en Segovia. Estoy en contra de que se exalte el mal y la mentira. Estoy muy orgullosa de que los autores del Acueducto fueran los romanos, por lo que me opongo a que se ponga la inscripción de que el autor es el demonio». Añade además que «no quiero que el Ayuntamiento atraiga a Segovia a turistas que adoren a Satán, sino a personas que admiren y adoren la Verdad y nueva realidad histórica, y no absurdas leyendas, que son mentira».

Entre las personas que firman esta campaña hay muchos comentarios que expresan su rechazo a la estatua por motivos religiosos. El Obispado considera en principio, sin haber estudiado el asunto, que «es raro» y que el Ayuntamiento podía haber escogido otro motivo, según el responsable de relaciones con los medios, Juan Cruz Arnanz.

Una mujer expresa indignada que le parece «una vergüenza que quieran poner la estatua del diablo, aunque no me sorprende viendo el odio profundo que se está mostrando por Dios y por Cristo, está claro que quienes promueven esto han vendido su alma a Satanás». Una de las razones para firmar es «porque creo en Cristo. Y en el mal que hace el Demonio», y otra mujer destaca la belleza de la Virgen de la hornacina que hay al lado del lugar elegido.

Pero en los comentarios de la noticia en la web de El Norte también hay quien se pronuncia a favor de la iniciativa: «Magnifica idea! Es algo original y divertido en una ciudad saturada de símbolos religiosos (alguno tan siniestro como la escultura del nazareno de San Agustín) y tan poco dada al humor... Además está apoyada en una legendaria leyenda así que, adelante con la escultura!!».