El Plan Estratégico de la ciudad bendice las alianzas con el área metropolitana

Reunión del Consejo Sectorial de Desarrollo Económico en el Ayuntamiento de Segovia. /El Norte
Reunión del Consejo Sectorial de Desarrollo Económico en el Ayuntamiento de Segovia. / El Norte

La necesidad de apostar por la diversificación económica y del empleo es uno de los retos que recoge el documento

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El diagnóstico está hecho. Confirma la percepción previa de instituciones, administraciones y ciudadanos y amplía el conocimiento de cada debilidad y fortaleza que posee Segovia. También avala los pasos iniciados por el Ayuntamiento para frenar la fuga de talento joven (y de paso así la despoblación), para diversificar la economía y atraer inversiones productivas, tanto para lo que la ciudad ya tiene (el turismo como motor económico) como para lo que quiere tener, la apuesta por el desarrollo de las nuevas tecnologías como ciudad inteligente.

El estudio del diagnóstico lo ha realizado la empresa Enerlis, y la semana pasada fue presentado por el concejal de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación, José Bayón, al consejo sectorial del área, como conclusiones de la primera fase de elaboración del Plan Estratégico de Segovia 2018-2023.

Dos proyectos

Los retos identificados son los percibidos ya antes, casi por sentido común, por políticos, agentes económicos y ciudadanos. Los primeros, diversificar la economía y el empleo para frenar la fuga de talentos y la despoblación, y facilitar el acceso a la vivienda; después o a la par, lograr la colaboración con los municipios del alfoz y la implicación de otras administraciones.

Explica Bayón que el plan no es necesario solo para la planificación de la ciudad, sino que es «imprescindible» para solicitar cualquier subvención de otras administraciones. «Por ejemplo, el proyecto Smart Digital Segovia no lo hubiéramos tenido sin Segópolis, el anterior plan estratégico», comenta. Y justifica realizarlo por esto, por la necesidad, a la vez que rechaza las críticas de la oposición, porque «cuando lo ponen en duda hay que tener en cuenta que hablamos de un plan estratégico 'barato', que marca una hoja de ruta muy concreta y que con los planes que lo forman, el de desarrollo y el de promoción, no llegan a un coste de 100.000 euros».

El plan, en efecto, consta de dos proyectos. El pliego de condiciones saldrá este mes de marzo, cuando esté plenamente en vigor el presupuesto municipal. El primero, de posicionamiento y promoción de la ciudad, es un plan específico orientado al desarrollo de Segovia como ciudad de innovación y a la promoción de la ciudad. Su elaboración se adjudicará tras Semana Santa a una empresa que organice las mesas redondas sectoriales con los agentes socioeconómicos, grupos políticos, asociaciones y municipios del alfoz, con una previsión de gasto de alrededor de 50.000 euros y para ejecutarlo en unos seis meses.

Sigue las directrices marcadas en el acuerdo del equipo socialista con el grupo municipal de Ciudadanos, que en el presupuesto reservó 15.000 euros, aunque es algo más amplio.

Dos claves

La segunda parte, para abordarla después del verano, tratará de definir más en profundidad los sectores estratégicos en los que hay que trabajar, y para su elaboración se ha calculado un gasto de otros 15.000 euros, detalla Bayón.

El concejal de Desarrollo advierte de que el plan estratégico tiene dos claves. «Una es la participación ciudadana, y la otra la implicación de otras administraciones». «Todos estamos de acuerdo en que un municipio solo no puede afrontar la falta de oportunidades; necesita la implicación directa o la colaboración, como hemos hecho con la Diputación y la Federación Empresarial para crear un Digital Innovation Hub (DIH) en el sector agroalimentario, y en este eje las instituciones son muy importantes».

Una vez terminado el plan, agrega Bayón, «para que tenga éxito es necesaria la implicación de otras administraciones, sobre todo colaborativa, y consenso político en torno a los aspectos concretos de la hoja de ruta». El 'entorno político' es pues «muy importante». Pone el ejemplo de Bilbao, cuando tras la reconversión industrial hubo un consenso que fue fundamental para invertir 130 millones en el Museo Guggenheim, para recalcar que PSOE y C's tienen un acuerdo que si continúa «en la misma dirección» el plan estratégico tiene todos los visos de salir adelante.

Aprender de Segópolis

Este diseño estratégico de Segovia tendrá un desarrollo de cinco años, hasta 2023. La duración es suficiente porque «a la velocidad que va todo, la transformación digital, es suficiente si nos posicionamos bien y conseguimos entrar en determinados sectores digitales, y en cuatro años igual nos encontramos en otro escenario distinto». Recuerda Bayón al respecto que Segópolis encontró problemas al ser un plan a diez años y surgir la crisis económica en 2007.

El diagnóstico del plan estratégico lo ha desarrollado hasta ahora la empresa Enerlis en tres fases, una primera de nivel técnico, con reuniones de técnicos de diferentes áreas del Ayuntamiento; la segunda de participación ciudadana, durante la que la consultora ha hablado con agrupaciones sectoriales, sindicatos y agentes socioeconómicos y vecinos, y mediante una plataforma 'online' para que los ciudadanos pudieran votar (durante unos días a partir del 14 de diciembre, con la participación de 208 personas), y la de nivel político, con la que se recogió la opinión de los portavoces de los grupos municipales.

El análisis de las encuestas digitales en esta fase de elaboración del diagnóstico, que marcaba varios retos para opinar sobre ellos, en el primero, referido a las oportunidades de empleo, la mayoría, más del 95%, lanzan el mensaje directo de que «hay que hacer algo» para crearlas y frenar el éxodo de talento. En el cuarto se valora no solo que hay que crear empleo, sino de qué tipo, para gente con mayor cualificación y con una oferta más diversificada, y también lo puntúan con el máximo, de modo que otra de las conclusiones es que es necesario «generar un territorio capaz de atraer inversiones».

Otro aspecto destacado gira en torno a la vivienda. «Nos encontramos con que la valoración es altísima con la idea de que la ciudad tiene que hacer algo con la despoblación del casco histórico, el elevado precio de la vivienda y la accesibilidad al centro», apunta.

Son bien valorados, por otra parte, los servicios públicos, la cultura y el patrimonio, aunque el concejal advierte de que «hay que tener presente que tenemos que seguir avanzando y mantener los servicios sociales, que es un reto, y no tanto conseguirlo como mantenerlo».

En cuanto a la estrategia de ciudad inteligente (Smart City) y cómo influyen las nuevas tecnologías en la vida del ciudadano el diagnóstico muestra que «hay que hacer un mayor esfuerzo para que la población entienda que es un instrumento más para ayudar a conseguir los otros retos, por lo que tendremos que explicarlo más».

Sumar capital y alfoz

Los retos identificados marcan el trabajo del equipo de gobierno, destaca Bayón. Y comenta que «llama la atención que hay un contexto general de despoblación en Castilla y León, en la provincia y en la ciudad, pero hay un dato interesante: si se suma la población de Segovia y de los municipios del alfoz, en 2007 era de alrededor de 72.000 personas, y en 2017 es de 78.000, lo que indica que realmente ha subido la población en todo el núcleo metropolitano». La lectura positiva, añade, «es que Segovia capital pierde población pero el precio de la vivienda se mantiene, y también que hay un ámbito económico que funciona porque en Segovia con los pueblos del alfoz ocurre lo mismo que en Valladolid con núcleos como Laguna de Duero, que la suma de toda población aumenta».

Otra perspectiva a tener en cuenta es que hay que «la ciudad entendida como núcleo urbano sigue siendo un motor económico», como muestran los datos: más del 40% de las afiliaciones a la Seguridad Social de la provincia están en la ciudad, y el 60% de la población con la suma de la del alfoz.

Bayón señala que así es posible defender un modelo territorial de un núcleo tractor con municipios situados alrededor que demandan y comparten servicios. Sellar acuerdos de colaboración para casos concretos ya lo está haciendo el Ayuntamiento, como el convenio del Instituto Municipal de Deportes para compartir el uso de las instalaciones deportivas con municipios del alfoz.

Y hay otros modelos de éxito que se pueden tomar como imagen; por ejemplo, el transporte en el área metropolitana de Barcelona, que permite ofrecer un buen servicio a los ayuntamientos de Cornellá y otros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos