La sequía del año 2017 disminuye en un 50% la renta agraria en Castilla y León

El director territorial de EspañaDuero, junto a la vicepresidenta de la Diputación, Chabela de la Torre, y la coordinadora del informe, Felisa Becerra. /MANUEL LAYA
El director territorial de EspañaDuero, junto a la vicepresidenta de la Diputación, Chabela de la Torre, y la coordinadora del informe, Felisa Becerra. / MANUEL LAYA

EspañaDuero presenta en Salamaq la cuarta edición de su informe económico del sector

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

El año 2017 no fue un buen ejercicio para el sector agrario en Castilla y León, en especial, por el fuerte retroceso sufrido por la producción y a la caída del valor añadido bruto (VAB), sobre todo por la grave sequía que afectó a la campaña. Así se refleja en la cuarta edición del informe de EspañaDuero sobre 'El sector agrario en Castilla y León' que presentó ayer en Salamaq, y que ha sido realizado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco.

Según sus estimaciones, la renta agraria en la Comunidad (que representa el valor generado por la actividad de la producción agraria y mide la remuneración de todos los factores de producción, como la tierra, capital y trabajo), se ha situado en torno a los 1.016 millones de euros, (156,7 en Salamanca), por lo que habría disminuido en Castilla y León un 50,8% respecto a 2016, representado apenas el 4% de la renta nacional, frente al 7,6% del año anterior.

En la provincia salmantina, la bajada ha sido del 20,6% (la segunda menor de la Comunidad, por detrás de Segovia con el 12,5%), sin embargo en otras provincias la caída ha superado el 60%, como Soria y Valladolid, aunque destaca el 83,5% de Palencia.

Este fuerte descenso de la renta ha coincidido con una pérdida de empleo en el sector, por lo que la renta agraria por ocupado se ha situado en 16.781,1 euros en 2017, un 43,0% inferior a lo del ejercicio anterior. En Salamanca, fue algo superior, de 17.176,5, un 10% menos. En cuanto a la aportación agraria por provincias, Zamora es la que aporta una mayor cuantía al total regional, con en torno a un 17,7% en 2017, mientras que Salamanca se sitúa por detrás con el 15,4%, junto a Segovia, con el 15,8%. La coordinadora de este informe de España Duero, Felisa Becerra, puntualizó que se trata de un descenso generalizado, «y refleja lo que conocimos de 2017, no ha sido un buen año para la producción vegetal, y lo que llevamos de año todo parece indicar que el sector ha mostrado una clara mejoría».

El sector agrario y la industria alimentaria suponen en torno al 8,5% del VAB

De hecho, la producción vegetal registró un descenso del 44,8% en Salamanca el ejercicio anterior, con un valor de 112,5 millones de euros. Por otra lado, la producción animal registró un incremento del 13,5%, por un importe de 496,4 millones. En la provincia salmantina se produjo el mayor incremento de esta última producción de toda Castilla y León.

Cabe recordar que en este informe se ha realizado un análisis pormenorizado del sector agrario en Castilla y León y de la industria agroalimentaria, dada la relevancia que tienen estas actividades para la economía regional en términos de producción, empleo y tejido productivo. Durante la presentación del informe, el director territorial de EspañaDuero, Manuel Rubio, subrayó la relevancia del sector en la región, «de primer orden, ya que aporta el 8,5% del valor añadido y el 10% del empleo, lo que le sitúa en uno de los nichos fundamentales y lo seguirá siendo en el futuro».

Este responsable de la entidad también recordó que EspañaDuero es experto en este segmento, «especialistas y líderes en el sector, ya que conocemos a los agricultores y ganaderos, con una amplia red de oficinas». Manuel Rubio insistió en el apego al terreno con más de 400 oficinas, y unidades móviles que visitan más de 300 pequeñas localidades, «y así evitamos que la zonas rurales queden excluidas del tema financiero».

El director territorial confirmó el liderazgo de su entidad en la gestión de las ayudas de la PAC, «tan importantes para las familias que viven en el campo, y un test para medir la fortaleza y el vínculo del banco con sus clientes». En este sentido, confirmó que estas ayudas se domicilian en EspañaDuero en una de cada tres en Salamanca, y en una de cada cuatro a nivel nacional. Al respecto de la PAC, Castilla y León habría recibido en 2017 más de 900 millones de euros del FEAGA, lo que supone un leve descenso en comparación con el ejercicio anterior, aunque se mantiene como la segunda Comunidad receptora de fondos (16,5% del total).

En lo que respecta a las producciones ganaderas, en 2017 han seguido aumentando tres de las cuatro principales cabañas ganaderas de Castilla y León (bovinos, caprinos y porcino). Por provincias, Segovia,Salamanca y Zamora siguen concentrando el mayor número de animales de las principales cabañas. En porcino destacan Segovia y Salamanca, mientras que en el ovino es más relevante en Zamora, así como en León y Salamanca. Por otro lado, la contribución de la agroindustria de Castilla y León a la cifra de negocios del conjunto de la industria regional asciende hasta el 24,7%, frente al 19,6% que alcanza en España.

 

Fotos

Vídeos