La Guardia Civil de Palencia investiga a un cazador por abatir un corzo en Villabellaco

La Guardia Civil de Palencia investiga a un cazador por abatir un corzo en Villabellaco

Se le intervino un corzo macho, con un precio en el mercado cinegético de 1500 euros

El Norte
EL NORTEPalencia

La Guardia Civil de Palencia ha procedido a la instrucción de diligencias en calidad de investigado a un cazador de 36 años, con domicilio en la comunidad de Cantabria, como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por abatir un corzo (Capreolus capreolus), careciendo de la autorización del titular del terreno cinegético y del precinto que acredite su legal procedencia.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible caza ilegal de una especie de caza mayor en el coto de caza de Villabellaco, de la comarca de la Montaña Palentina, movilizando inmediatamente varias patrullas de servicio, para que se trasladaran a dicho lugar y verificaran la supuesta caza furtiva.

La patrulla del Servicio de Protección la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de Barruelo de Santullán observaron como un vehículo abandonaba el coto de caza de Villabellaco, por lo que procedieron a su identificación.

En el registro del vehículo se localizó, ropa de camuflaje, una mochila con un cuchillo de monte, un precinto de caza, munición y un rifle del calibre 7x64 mm, manifestado el conductor que había estado cazando a rececho (modalidad de caza que consiste en la búsqueda individual de un animal para darle caza, efectuando un acercamiento sigiloso, en este caso a un corzo macho), habiendo efectuado un disparo, pero que no había matado ningún animal, presentando una autorización y precinto para un corzo macho de un coto distinto al de Villabellaco.

La patrulla del Seprona, ante las dudas en la manifestación del conductor del vehículo, realizaron una batida por el paraje del citado coto, localizando oculto entre la vegetación, un corzo macho muerto por un disparo y un rastro de sangre con la hierba tumbada de haber sido arrastrado por el suelo hasta el lugar donde fue escondido, encontrándose aún caliente, por haber sido abatido recientemente.

La Guardia Civil comprobó que el cazador investigado, carecía de cualquier tipo de autorización del titular del coto de Villabellaco, ni poseía las precintas de la Delegación del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Palencia, para cazar. La pieza de caza mayor, con un valor en el mercado cinegético de 1.500 euros, le fue intervenida.

Al carecer de la autorización del titular del terreno cinegético y del precinto correspondiente, se procedió a investigarle como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Las diligencias instruidas, junto con la persona investigada, fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Cervera de Pisuerga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos