El PSOE andaluz acepta a los ministros como cabezas de lista para las generales

Susana Díaz. /Efe
Susana Díaz. / Efe

Sevilla mantiene el pulso: deja a Antonio Pradas de 2 y excluye a uno de los hombres de Sánchez en Moncloa

CECILIA CUERDO Sevilla

Los ministros del Gobierno de Pedro Sánchez serán cabeza de cartel para las próximas elecciones generales por Andalucía. De esta manera, el PSOE-A rectifica e incluye los nombres del gusto de la dirección federal en la composición de las listas, que había solicitado al menos el 50% de los 20 escaños en liza que se obtuvieron en las elecciones de 2016. Pero el pulso con la poderosa federación de Susana Díaz sigue vivo, como prueba la situación en Sevilla, donde pese a que la responsable de Hacienda, María Jesús Montero, encabezará la candidatura, la dirección provincial ha optado por rechazar a uno de los nombres propuestos por Ferraz e incluir a susanistas rechazados por la dirección federal. La dirección federal tendrá ahora la última palabra la próxima semana.

La propia Díaz ya anticipó el jueves que los ministros encabezarían las listas, aunque dejó claro que tenía que «haber acuerdo, entendimiento y un proceso que refleje la realidad del talento enorme que tiene el PSOE-A». Y es que para la composición de las listas entran en juego varias componendas internas y externas. Por un lado, el líder socialista busca formar un equipo afín en el que apoyarse en el congreso, «aunque las listas nunca se han hecho así», deslizan desde la dirección regional; pero por otro, Díaz no quiere ceder ni un ápice de su cuota de poder en el partido, ya muy mermada desde la pérdida de la Junta.

Y luego están los delicados equilibrios de cada agrupación provincial, «que están muy enfadadas y serán quienes durante la campaña tengan que dar la cara por nosotros e ir de interventores». De ahí que el reparto final haya sido complicado, sobre todo en aquellas provincias donde Ferraz apostaba por varias personas en los primeros puestos.

Los comités provinciales han resuelto rápidamente las listas en las reuniones matinales del sábado, en ocasiones mandando a los diputados susanistas que Ferraz no quería al Senado. Es el caso de Jaén o Málaga. Felipe Sicilia e Ignacio López encabezarán la candidatura a la Cámara Baja, como deseaba Ferraz, mientras que Micaela Naranjo y Miguel Ángel Heredia, muy cercano a Díaz, serán los candidatos al Senado. Ninguno de los anteriores diputados malagueños repite candidatura, aunque la plancha se ha aprobado por unanimidad y con una sola abstención.

En el caso de Granada, el acuerdo ha permitido que el actual secretario de Estado y Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, sea quien encabece la lista al Congreso de los Diputados, mientras que el alcalde de Jun y miembro de la ejecutiva federal José Antonio Rodríguez será el número tres. En Huelva, la cabeza de lista será María Luisa Faneca, la única dirigente andaluza de la anterior dirección de Sánchez que no dimitió para forzar la salida de Sánchez. Por su parte, en Córdoba, Cádiz y Almería, la integración de los sanchistas no ha pasado del primer puesto de las listas, que serán para los ministros Luis Planas, Fernando Grande-Marlaska y José Guirao. El resto de candidatos son todos afines a la secretaria general de los socialistas andaluces.

Pero es Sevilla, la agrupación de Díaz –que curiosamente no votó la lista al estar de camino a un acto en Almería--, la que mantiene el desafío más firme ante lo que consideran «inmovilismo» de Sánchez. No ha habido pie a la negociación, reprochan, por lo que algunos dirigentes regionales sospechan que Ferraz «las cambiará» cuando tenga que ratificarlas la próxima semana y emplazan a que sean ellos quienes expliquen «por qué enmiendan a la militancia». Así, aunque la ministra Montero parte de número 1, los socialistas sevillanos mantienen de número 2 a Antonio Pradas, uno de los dirigentes señalados desde que con su dimisión en la ejecutiva federal forzase la destitución de Sánchez y la llegada de una gestora en octubre de 2016.

Asimismo, el principal valedor del sanchismo en Andalucía, el actual delegado del Gobierno Alfonso Gómez de Celis, queda relegado a cuarta posición, y el tercer nombre de Ferraz, el exalcalde de Montellano y miembro del comité federal Francisco Salazar, ni siquiera aparece incluido. Los tres candidatos al Senado son afines también a Díaz.