París refuerza el control en la torre Eiffel tras la incursión de Greenpeace

La Torre Eiffel amanece con una pancarta reivindicativa./
La Torre Eiffel amanece con una pancarta reivindicativa.

Los activistas desplegaron una pancarta reivindicativa desde el popular monumento de París

EFEparís

Las autoridades francesas han decidido reforzar la seguridad de la Torre Eiffel después de que activistas de Greenpeace hayan colgado hoy una gran pancarta en su primer piso de la misma contra el partido ultraderechista Frente Nacional (FN).

más información

La reunión entre la Prefectura de Policía, el ayuntamiento de París y la empresa que gestiona el célebre monumento (SETE) apostó por el "refuerzo inmediato de los medios humanos presentes en el centro de supervisión" de la torre. También han aumentado de dos a cinco los equipos con perros, tanto sobre el terreno como en las diversas plantas, y revisar su doctrina de intervención en favor de una mayor reactividad.

El encuentro también determinó incrementar el número de patrullas de la Prefectura de Policía, con una toma de contacto "sistemática" con los responsables de la seguridad del monumento, y revaluar el dispositivo periférico de videovigilancia.

El comunicado indica que la mayor parte de estas medidas son de aplicación inmediata y están destinadas a incrementar "de forma consecuente" la seguridad de la torre a la espera del dispositivo permanente previsto para 2018, que incluye una valla de cristal antibalas que rodeará todo el edificio.

La acción de Greenpeace tuvo lugar a dos días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que enfrentará a la candidata ultraderechista Marine Le Pen contra el socioliberal Emmanuel Macron.

En la pancarta, que desplegaron seis miembros de la organización ecologista poco después de las 07.00 hora local (05.00 GMT) se podía leer el lema de la República francesa: 'Libertad, igualdad, fraternidad' y el mensaje 'resistir'.

En su cuenta de Twitter, Greenpeace incluyó también el mensaje "no dejemos que el Frente Nacional ponga en peligro nuestros valores".

La Policía detuvo a una docena de personas y, en un principio, manifestó su descontento por "las disfunciones" en la seguridad de la torre, en un momento en que el nivel de alerta por riesgo de atentados yihadistas es muy elevado.