Óscar Husillos y la gran revolución

Óscar Husillos sale de tacos en la final de los 400 en el Europeo que se celebró el año pasado en el Estadio Olímpico de Berlín./Clemens Bilan-EFE
Óscar Husillos sale de tacos en la final de los 400 en el Europeo que se celebró el año pasado en el Estadio Olímpico de Berlín. / Clemens Bilan-EFE

La IAAF hace públicas las mínimas para Tokio 2020 y anuncia un nuevo ranking para acceder a los Juegos Olímpicos

LÍZ Z. LORENZOPalencia

El mundo del atletismo está viviendo una revolución. Los dirigentes de las grandes entidades internacionales están dispuestos a cambiar las bases de este deporte para conseguir hacer más atractivo el producto a las televisiones y a los aficionados.

Y para ello van a renovar los estamentos clásicos del atletismo. Como por ejemplo, las mínimas. Ahora mismo, los atletas saben que para estar en una gran cita internacional tienen que conseguir la marca que establezca la IAAF, la Federación Internacional de Atletismo, para cada uno de ellos. Pero todo cambiará para Tokio 2020. La IAAF ha decidido crear un sistema mixto, en el que tendrán cabida las mínimas de siempre, pero también un ranking que se elaborará a lo largo de la temporada.

De esta forma, el organismo internacional quiere que el aficionado se mantenga en vilo a lo largo de todo el año, no solo en los momentos puntuales en los que los atletas van a por las mínimas. Eso sí, las idas y venidas de la IAAF a lo largo de este proceso de decisión ha dejado a los atletas desconcertados. Porque, de primeras, la Federación Internacional había anunciado que el Mundial de Doha (Qatar) estrenaría el novedoso sistema de ranking, pero tras su reunión anual en Mónaco decidieron decantarse finalmente por el clásico sistema de mínimas.

Trabajo

Y en medio de todos estos cambios se sitúa Óscar Husillos, que ya prepara la temporada al aire libre tras un breve descanso. El palentino parece tener claro que por ranking o por mínima, estar en Tokio 2020 le va a exigir un trabajo titánico.

«Estamos un poco liados con ese tema. Para Doha se mantiene el sistema de mínimas y parece que para Tokio entrará uno nuevo. Para ir a los Juegos las mínimas son muy duras y seguramente habrá que entrar por ranking. No es asequible la mínima, aunque tendremos que trabajar duro para conseguirla. No hay que olvidar que los Juegos son el gran acontecimiento mundial del atletismo», afirmaba el palentino tras recibir el cariño de Palencia por su plata en Glasgow.

Husillos sabe que lo que tiene por delante va más allá del Mundial de Doha, tiene como objetivo Tokio 2020. Porque el próximo 1 de julio, en medio de la temporada al aire libre, la IAAF abrirá las mínimas para los Juegos Olímpicos. Los atletas tendrán casi un año, hasta el 29 de junio de 2020, para conseguir ese tiempo.

Óscar Husillos ya tiene en la mente lo que tiene que correr para estar en Tokio, 44.90, palabras mayores en el 400. El palentino nunca ha corrido tan rápido, aunque la temporada pasada se quedó solo a dos centésimas de conseguirlo, aunque para la IAAF ese tiempo nunca existió. Porque fue en la carrera maldita de Birmingham, donde Husillos terminó descalificado por pisar la línea que separa las calles. Aquella tarde, el palentino voló sobre el tartán y necesitará repetirlo para ser uno de los 1.900 atletas que se desplacen hasta el país nipón.

Si no lo consigue, tendrá que aferrarse al nuevo sistema del ranking. La IAAF quiere imitar a otros deportes, como el tenis, que establece una lista clasificatoria que obliga a las grandes estrellas a participar en campeonatos menores, lejos de los focos de los Mundiales. «Por primera vez en la historia de nuestro deporte, los atletas, los medios y los aficionados podrán tener una idea clara de la jerarquía de las competiciones, desde el nivel nacional al global, permitiéndoles seguir durante la temporada un camino lógico y creciente hacia los Mundiales y los Juegos», afirmaba Sebastian Coe tras anunciar una de las grandes revoluciones del atletismo. «El objetivo es que sea un sistema dual y está diseñado para que el 50% entren por mínimas y el otro 50% por sistema de ranking», aseguraba la IAAF ante el desconcierto producido por sus noticias.

Y en medio de esta gran transformación se sitúa Óscar Husillos, dispuesto a llegar a los Juegos Olímpicos por el sistema que sea. Para ello deberá volver a correr por debajo de 45 segundos. La mejor noticia es que ya sabe que puede hacerlo.