«Ahora mismo la sensación que tenemos es de estar solos»

Diego Gacimartín, con Chus en el banquillo, durante un anterior partido./Antonio de Torre
Diego Gacimartín, con Chus en el banquillo, durante un anterior partido. / Antonio de Torre

El técnico del Naturpellet y el jugador Chus destacan la importancia que tiene lograr la victoria en la final del sábado frente a O'Parrulo

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Con todas las dificultades del día a día (sin novedad en el frente), con esa sensación de incertidumbre e incluso también de soledad, que apuntó el técnico Diego Gacimartín, el Naturpellet Segovia afronta la primera de las cinco finales que tiene para lograr la salvación deportiva con un complicado desplazamiento a tierras gallegas para enfrentarse al O'Parrulo, «un equipo muy bien armado, muy bien estructurado, muy bien trabajado... Sí que es verdad que ha sufrido cambios con respecto a la primera vuelta, ha perdido a jugadores de peso y aunque ha tenido que hacer pequeños reajustes, su estructura sigue siendo la misma, un equipo muy completo y en un pabellón en el que es muy difícil ganar», comentó Diego Gacimartín.

Y es que la vida sigue, y la competición también. No espera a nadie. «Nosotros seguimos trabajando; intentamos hacerlo lo mejor posible y seguimos a lo nuestro, pero no sabemos nada más. Creo que se está intentando solucionar; el club está buscando fórmulas para financiar y acabar la temporada, pero a día de hoy no tenemos ninguna certeza. Ahora mismo la sensación que tenemos es que estamos solos. Esperemos que pronto nos den una respuesta a la situación, pero ahora mismo no la tenemos y desde que se hizo pública la salida de Álvaro no hemos vuelto a tener más noticias».

Por lo que al partido se refiere, el técnico resaltó la importancia de este encuentro «para los dos equipos. Si nosotros somos capaces de ganar, sabemos que les vamos a recortar puntos, que les vamos a meter en un problema y por el contrario, si ellos nos ganan, darían un paso muy importante a la permanencia definitiva; quizás por eso la presión sea un poco más para ellos, que juegan en casa y tienen la responsabilidad de dejar los tres puntos allí y nosotros vamos con la intención de hacer un buen partido y ojalá podamos traernos algo positivo, aunque sabemos también que vamos a sufrir mucho».

De momento, prefieren no echar cuentas. «Lo que es real es que nos quedan cinco partidos y que son muy importantes; sabemos que tenemos que ganar varios para mantener la categoría y todo pasa por centrarnos en lo nuestro; no echar cuentas e intentar traernos los tres puntos de Ferrol, luego pasaremos al siguiente y así sucesivamente... Es importante que nos centremos en nosotros mismos, con independencia de la clasificación o de quién sea el rival contra el que juguemos».

En esa misma línea se manifestó el jugador Chus. «Al final es lo que nos ha tocado vivir y trataremos acabar lo mejor posible y hacer lo que todos queremos, que es mantener al equipo en Primera División.. A día de hoy no nos esperamos nada, sinceramente, pero si llegan (por la directiva) y hablan con el equipo, con nosotros, estará bien. A nosotros nos quedará escuchar, dar nuestra opinión y nada más».

Coincidió también con su entrenador en el apunte deportivo. «Tanto para ellos como para nosotros es una final; si ellos ganan estarán casi salvados, si ganamos nosotros, les daremos un buen susto y si perdemos, la verdad es que es duro decirlo, nos meteremos en un jaleo. Creo que va a ser un partido intenso porque seguro que a ellos no les va a gustar por nuestro juego enfrentarse a nosotros. Ni nosotros nos fiamos de ellos, ni tampoco ellos tampoco se fiarán de nosotros».

Salvo esas molestias en la rodilla derecha, que arrastra desde hace tiempo, aseguró encontrarse bien físicamente. «Mientras que me respete, adelante y acabar la temporada. También me han dicho que termina pasando con reposo, pero a día de hoy, como que no voy a parar», comentó. Tuvo también palabras destacadas para su afición. «Al fina lo que quieren es que su equipo gane. Lo hicimos frente a Cartagena. ¿Qué llegó tarde? Pues sí; ojalá hubiera sido antes, pero solo ver la cara de felicidad de todos, fueron más que tres puntos».