Liga Asobal

El Recoletas impone su trabajo de equipo

Dani Pérez arma el brazo para lanzar. /G. Villamil
Dani Pérez arma el brazo para lanzar. / G. Villamil

Mandó siempre en el marcador ante el Puente Genil, pero no fue capaz de romper el partido

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

Dos puntos más al casillero del Recoletas Atlético en un partido extraño donde el conjunto vallisoletano mandó en el marcador durante todo el encuentro pero fue incapaz de romper el choque, en parte debido a las exclusiones de la primera mitad, y después le tocó sufrir en la reanudación pese a que mantuvo siempre un margen de tres o cuatro goles en el electrónico. Así, los de Óscar Ollero tuvieron que emplearse a fondo y recurrir a todos sus hombres y estrategias para sacar adelante el partido ante un Ángel Ximénez Puente Genil muy correoso con jugadores muy hábiles en el uno contra uno que mantuvieron hasta el final la amenaza de un vuelco en e marcador.

29 Recoletas

César Pérez (portero), Diego Camino (2, 1p), Dani Pérez (3), Arthur Patrianova (3), Roberto Pérez (-), Manu García (6), Álvaro Martínez (1) –equipo inicial-, Nico López (-), Miguel Martínez (-), Adrián Fernández (5, 4p), Rubén Río (3, 2p), Robin Dourte (3), Alberto Cepeda (portero), Miguel Camino (1), Víctor Rodríguez (2) y Roberto Turrado (-).

26 Puente Genil

Puente Genil (26): Admir Ahmetasevic (portero), Sergio Henrique Monteiro (3), Jose Cuenca (3), Juan Castro (7, 2p), Nuno Miguel Pereira (1), Pablo Martín (-), Javier García (1), Ruslan Dashko (2) –equipo inicial-, Xavi Tua (-), Víctor Alonso (5, 3p), David Estepa (-), Alan Marcio Da Silva (2), José Antonio Consuegra (2), Álvaro de Hita (portero).

Marcador cada cino minutos
4-1, 7-4, 8-6, 11-7, 11-10, 14-12, -descanso- 17-13, 19-16, 22-19, 25-21, 27-22 y 29-26.
Árbitros:
Miguel Martín Soria y David Monjo. Excluyeron a Nuno Miguel Pereira (1'), Álvaro Martínez (4'), Xavia Tua (20'), Robin Duarte (22'), Adrián Fernández (22'), Miguel Camino (28'), Víctor Alonso (33', 33'), Miguel Camino (37'), Alan Marcio Da Silva (44'), Dabi Pérez (57').
CAmpo:
Huerta del Rey (Valladolid). 6ª jornada de Liga Asobal. 1.894 espectadores.

En estos partidos trabados, donde no es posible obtener una renta sustancial, resulta decisivo y clave saber sacar provecho de las superioridades y de cualquier ventaja sobre la cancha. Ahí, el trabajo en equipo es fundamental y el Recoletas exprimió a todos y cada una de sus jugadores para conseguir el objetivo. Y hubo de esperar hasta el minuto 52 de partido para obtener su máxima ventaja de cinco goles que aclaraba la resolución del partido, para concluir con un 29-26 excesivamente corto para los méritos de los locales.

Con anterioridad, los de Óscar Ollero lo intentaron de todas las formas posibles, variando su defensa del 6-0 inicial al 5-1 con Miguel Camino de avanzado, intentando desorientar al ataque andaluz, cambiando de pivote, de primera línea, buscando el lanzamiento de los laterales o con penetraciones, pero siempre alguna circunstancia evitaba dar el salto necesario para romper el partido. Así, unas veces las rigurosas exclusiones señaladas por los colegiados, en otras con la falta en ataque como excusa o bien las paradas del guardameta o los errores en el lanzamiento en posiciones claras, evitaron que el Recoletas lograse una sustancial ventaja que acabase con la resistencia del Puente Genil. Y ante esta situación, el equipo se tuvo que poner el mono de trabajo para, a base de coraje en defensa y el desgaste de toda la plantilla sumar su tercera victoria de la temporada y ascender al séptimo puesto de la tabla, empatado con el Nava y el Benidorm y a la espera de la próxima jornada en Pamplona ante el Anaitasuna.

El Recoletas comenzó el partido como un tiro. Salió enchufado desde el vestuario dispuesto a imponer su ritmo y su juego y la exclusión en el primer minuto de Pereira facilitó las cosas. El 4-0 de los primeros cinco minutos dejaba bien a las claras el dominio total del conjunto de Óscar Ollero, que movía el balón con fluidez en ataque encontrando muchos huecos en la defensa cordobesa. Además, la zaga local apenas daba opción a las ofensivas del Puente Genil, que se encontraron, como siempre, con un inspiradísimo César bajo los palos. El partido tomaba ya el camino de la victoria local, pero los andaluces reaccionaron, cerraron su defensa y varias pérdidas locales permitieron apretar el marcador (8-6). Ollero cambió toda su primera línea y colocó a Miguel Camino como avanzado. Los resultados no se hicieron esperar y la ventaja volvió del lado vallisoletano (11-7), pero cuando mejor lo tenía el Recoletas los colegiados, que ya había amenazado con la rigurosa exclusión de Álvaro Martínez, decidieron intervenir en el partido con dos exclusiones consecutivas a Robin (merecida) y a Adrián. Los locales se quedaban con cuatro hombres en el campo durante dos minutos. Fue un momento crítico del partido que el Recoletas supo solventar y que los andaluces no supieron aprovechar ya que se saldó con un exiguo 0-1 para el Puente Genil. Los andaluces intentaron sacar rendimiento al arbitraje con pantomimas, aunque afortunadamente los colegiados no cayeron en la trampa, aunque solamente el castigado fuese pocos minutos después Miguel Camino. Así, con cuatro exclusiones en la primera mitad, el Recoletas no pudo encontrar el ritmo ni el momento adecuado para romper el choque, que llegó al descanso con un 14-12 que dejaba las espadas en todo lo alto.

Mantener la ventaja

Tras el descanso, Turrado se hizo con el mando en la defensa local y nuevamente el Recoletas volvió a escaparse (17-13), pero una nueva exclusión de Miguel Camino cercenó las aspiraciones locales. Estaba claro que había que ponerse el mono de faena para evitar cualquier sorpresa y el Recoletas supo mantener la calma y el carácter para conservar su ventaja. En ataque apareció finalmente Robin Dourte para dar oxígeno al Recoletas. El pivote francés provocó dos penaltis y anotó tres goles fundamentales, mientras que atrás, César tuvo un par de intervenciones decisivas para que acabar con las esperanzas del Puente Genil.

Ciertamente no fue un partido brillante del Recoletas, pero supo jugar los momentos clave, sacar provecho de sus ventajas y sobre todo evitar las precipitaciones y pérdidas absurdas en una segunda parte donde el trabajo de todos y cada uno de los jugadores les permitió conquistar su tercera victoria de la temporada.

«Nos ha tocado sufrir, pero hemos sabido sufrir», dijo Ollero

Cuando un técnico destaca antes que nada el esfuerzo de sus jugadores es que el juego ofrecido no ha sido especialmente de su agrado. Paco Ollero alabó «la entrega de todos y cada uno de sus jugadores que han sabido sacar adelante el partido» y reconoció que su equipo no había podido romper el partido. «Hemos tenido varias oportunidades pero no hemos sido capaces de abrir el hueco suficiente, de romper el partido, y después nos ha tocado sufrir, aunque el equipo ha sabido sufrir», comentó el técnico vallisoletano, que afirmó que «quizás no hicimos algunas cosas, cuando hemos corrido hemos hecho gol con facilidad, pero hemos tenido menos oportunidades de correr de las que esperábamos».

Sobre las diferentes variantes defensivas que utilizó a lo largo del partido, Ollero afirmó que «hemos intentado que su ataque no estuviese cómodo y hemos planteado varias defensas. El problema es que han funcionado a ráfagas y debemos seguir trabajando para consolidar aún más los sistemas».

Y el técnico local reconoció finalmente que el resultado le pareció corto. «Quizás merecimos un marcador más holgado», comentó para señalar que no comentaba nada de los colegiados «porque no merece la pena hablar de algo que no podemos gestionar».

Paco Bustos, resignado

El expivote internacional y ahora técnico del Puente Genil reconoció que su equipo había comenzado mal y no supo reaccionar. «Hemos salido muy mal, nos han cogido una ventaja que ya no hemos sido capaces de enjugar. Desaprovechamos su doble exclusión, no pudimos meterles suficiente presión y así en la Liga Asobal es muy dificíl ganar», afirmó el técnico andaluz.