https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

El Atlántico, en plena Vega del Duero toresana

El Atlántico, en plena Vega del Duero toresana

Los productos del océano armonizan con los de la ribera zamorana

ANDREA D. SANROMÁ Toro (Zamora)

No es consecuencia del cambio climático que los productos del Atlántico desemboquen, en perfecta armonía con los productos de la tierra toresana, en la mesa del restaurante La Esquina de Colás. Carmen Caballero le ha dado un nuevo giro a la sabrosa gastronomía de un establecimiento que ha cumplido un siglo de vida, desde que los padres de Nicolás de Córdoba comenzaran trabajando la casquería tradicional del entorno.

Pero hace diez años, Nicolás y Carmen decidieron retomar las riendas del negocio e introducir, entre otras cosas, una amplia y cuidada oferta de 'tostas de autor', como las de pollo con mostaza, morcilla zamorana caramelizada, solomillo con salsa de setas, mini hamburguesa casera, lomo con panceta, gambas, bacon…

Los orígenes asturianos de Carmen fueron calando poco a poco en la elaboración de una carta en la que hoy encontramos pulpo con panceta ibérica, pan de cristal con sardinas marinadas y crujiente de jamón, o guiso de pluma ibérica con chocolate. Una propuesta en la que no falta la huerta de Toro, «el calabacín y el tomate son muy buenos, también hacemos ensalada de puerros. Todo natural», explica Nicolás, quien reconoce que los inicios en el año 2008 fueron duros. «Comenzamos con la crisis, así que atravesamos momentos complicados pero ahora con el empuje de los vinos y el patrimonio de Toro, las cosas han ido mejorando».

Carmen Caballero y Nicolás de Córdoba, propietarios del establecimiento. Abajo, pulpo con panceta ibérico y guiso de pluma ibérica. / A. D. S.

De hecho, según explican la colaboración con las bodegas de la Denominación de origen Toro ha contribuido a impulsar el sector hostelero. «En los sitios pequeños es importante buscar sinergias con otros sectores para atraer a los clientes», explica Nicolás de Córdoba. Su oferta de vinos oscila entre los de un euro o dos hasta los de 23 euros, dando cobertura a todas las variedades que están dentro de sus posibilidades.

En la cocina de La Esquina de Colás no faltan, además de los citados elementos de la huerta y los vinos, el queso y los embutidos, «ofrecemos una cocina tradicional con influencia atlántica», sonríe.

El comedor se encuentra en otro local próximo a la zona de bar, con una original y moderna decoración, llama la atención la combinación y el colorido de la vajilla que combina con un ambiente en tonos ocre, altos techos, luminosidad, en un ambiente acogedor, en el que se disponen 14 mesas con capacidad para 22 comensales. «Tratamos de que la gente esté tranquila y pueda disfrutar de la comida como se merecen», comenta Carmen.

Con un perfil heterogéneo de clientes, reconocen que los turistas, atraídos a la localidad zamorana de Toro por el patrimonio y el vino, son sus principales clientes, «aunque realmente es muy variado», señala Nicolás.

Por cierto, que otro punto fuerte, en el medio rural lo aporta el medio natural y el patrimonio cultural. Ventajas que aprovecha este municipio zamorano, enclavado en una atalaya natural a 739 metros sobre el nivel del mar y situado a 40 kilómetros al este de la capital de la provincia.

 

Fotos

Vídeos