https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Lujuria por el vino

Lujuria por el vino

«Deberíamos transmitir los valores del vino con otros lenguajes»

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

Tarraconense afincada en Burgos desde hace quince años, Pilar Cruces ha hecho de su pasión por el vino una profesión en la que siempre ha buscado hacer entendible y divertido un mundo que considera que, en muchas ocasiones, está demasiado encorsetado. En la actualidad, desarrolla un gran número de actividades vinculadas con la esfera vitivinícola a través de su empresa 'Lust for wine' o lo que es lo mismo, ´Lujuria por el vino´. Siempre con la máxima de disfrutar del vino de un forma pasional y experiencial.

Pilar Cruces proviene de la profesión turística, en concreto de la dirección de hoteles, primero en su tierra natal y luego en la provincia de Burgos, hasta que recaló en Aranda de Duero. «El mundo del vino siempre había sido mi pasión, pero no tenía ni idea y cuando se me abrió la posibilidad de trabajar en la Ribera del Duero, pensé que era mi momento», indica. A partir de ahí, empezó a compatibilizar la dirección de un hotel con los estudios enológicos en formato de cursos de catas, un postgrado en enoturismo, un módulo de elaboración de vinos o los Wine & Spirit Education Trust (WSET). «Empecé a hacer cosas y a profesionalizarme en el sector del vino sin querer, siempre con el objetivo de cambiar la filosofía, el vino me parecía muy aburrido y distanciado del usuario».

De esta forma, comenzó a organizar en su casa catas para amigos y, tras perder su empleo, vio en esas actividades lúdicas una posibilidad económica de futuro. Desde ese momento, comenzó a trabajar para varias empresas, creó un blog y se buscó un seudónimo: 'Lust for Wine', nombre que más tarde se convertiría en su proyecto empresarial.

«Mi canción preferida es 'Lust for Life' de Iggy Pop, siempre ha sido un grito de guerra para mí, una manera de vivir. Decidí adaptarla a mi mundo y trabajar para que la gente disfrute del vino de otra forma». Es más, la música es una de sus señas de identidad ya que «al vino le falta el sentido del oído y se complementa con la música, hay que trasmitir los valores del vino con otros lenguajes». Aunque, afirma, también utiliza otros registros culturales como la literatura, el teatro o el arte contemporáneo. «El mensaje es verdadero, pero se pierden las formas más clásicas», insiste.

La empresa también está especializada en comunicación, marketing, proyectos de enoturismo para bodegas y formación. En la actualidad, trabaja en puntos de toda España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos