https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Ángeles de la cocina italiana

Los jóvenes cocineros posan con algunos utensilios. /
Los jóvenes cocineros posan con algunos utensilios.

Irene Antonio, Laura Marina y María Rodríguez demuestran su habilidad en la cocina de Asdopa Palencia

ANDREA D. SANROMÁ Palencia

Son tres cautivadoras mujeres palentinas, amantes de la buena cocina y sobre todo de la italiana, aunque aseguran que no hay plato que se les resista. Irene, Laura y María son 'Los Ángeles de los fogones' y cuentan con la ayuda de su fiel compañero, Eduardo, con quién cada semana se disponen a derribar una nueva barrera en la cocina de Asdopa (Asociación de Síndrome de Down de Palencia).

Cada jueves, se dan cita en estas instalaciones para preparar la receta de la semana. En esta ocasión, se trata de una pizza Mediterránea, «la más saludable», indica sin asomo de duda Irene Antonio, mientras se pone el delantal. Aunque reconoce que su plato favorito es el filete con patatas fritas. En cuanto a pizzas, «la Barbacoa es la que más me gusta». Para su compañera de faena, María Rodríguez, «lo mejor son los espaguetis con carne y las empanadillas», y Laura Marina Nonain lo tiene claro, «me quedo con los macarrones con tomate y la pizza Margarita», aclara.

Forman un consolidado equipo de cocina, en el que cada una tiene una tarea asignada. Esta semana, Irene es la encargada de hacer la lectura en alto de la receta, es el primer paso para la elaboración de la pizza Mediterránea. Canta los ingredientes y el resto del equipo escucha atento y se asegura de que todo está en orden.

Después llega el momento de distribuir tareas. María trocea el jamón cocido, Irene lava los tomates y Laura los va cortando en rodajas y continúa con las aceitunas negras. Finalmente ordenan los ingredientes sobre la masa cruda, que ha sido bañada previamente con salsa de tomate. En el horno estará unos quince minutos y aquí entra en juego, Eduardo, que se erige vigilante del proceso de cocción para evitar que se queme y sacarla justo en el momento adecuado.

Sus referentes en la cocina, los descubrieron en la televisión. «A mí me gusta Karlos Arguiñano», clama María, mientras sus compañeras se declaran fans incondicionales de MasterChef.

Coincidiendo con la celebración del Día de la Mujer, también hablan de la situación de hombres y mujeres en la actualidad, aunque con discrepancias, porque Eduardo sigue sin tener muy claro porque no hay el día del hombre. Una duda que rápidamente le resuelven recordándole lo abordado en otros talleres sobre las desigualdades en, por ejemplo, el reparto de tareas en el hogar. Y de repente, «¡Ya está!», el aviso emocionado de Eduardo, pone fin a la sesión de cocina semanal con un aplauso y todo listo para degustar, una deliciosa pizza Mediterránea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos