Mitadiel se despide de la política denunciando en la Físcalía la supuesta malversación en las obras del Hospital Universitario de Burgos

El procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel presenta una denuncia ante la Fiscalía por los sobrecostes del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). /Ical
El procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel presenta una denuncia ante la Fiscalía por los sobrecostes del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). / Ical

El procurador de Ciudadanos deja las conclusiones de la comisión de investigación de las Cortes en manos del ministerio público

M. J. Pascual
M. J. PASCUAL

Manuel Mitadiel, procurador autonómico de Ciudadanos experto en materia económica se ha despedido hoy de la política dejando en la Fiscalía una denuncia sobre los sobrecostes que habría pagado la Junta a la constructora del Hospital Universitario de Burgos, que rondarían los 40 millones de euros.

La denuncia, ha explicado Mitadiel minutos antes de entrar en el Palacio de Justicia, se centra en lo que se denomina el primer reequilibrio acordado entre la Junta y la constructora a raíz de que se solicitara modificaciones del proyecto inicial. Señala el denunciante que, tanto el beneficio industrial y los gastos generales, en torno a 25 millones de euros, ya se habían pagado en el conjunto de la obra.

Noticias relacionadas

De esta forma, el coste del nuevo hospital, de mil millones, habría pasado a 1.700, según el hasta hoy procurador de Ciudadanos.

En principio, tras la comisión de investigación, Cs y PSOE valoraron llevar juntos a la Fiscalía las conclusiones de la misma, en la que se habrían acreditado, según los grupos de la oposición, dichos sobrecostes, que se habrían justificado en que hubo de realizarse un cambio de emplazamiento, una cata de cimentación y un replanteamiento de las necesidades qe no estaban previstos en el proyecto inicial. Según Mitadiel, esta falta de previsión ha ocasionado «gravísimos perjuicios a las arcas públicas» y considera que el delito de supuesta malversación de fondos públicos no habría prescrito, al producirse ese reequilibrio (cuando se varía en dos puntos el contrato inicial porque se piden modificados por la Junta y la empresa, a cambio, pide compensaciones) en 2010, «que no se debería de haber pagado, porque ya se había pagado».