Padilla sufre una espantosa cogida en Arévalo

Juan José Padilla tras la cogida./F. G. Muriel
Juan José Padilla tras la cogida. / F. G. Muriel

Morante de la Puebla ha sido el triunfador de la tarde con dos orejas en una tarde en la que la lluvia y el percance han deslucido el festejo

FERNANDO G. MURIELArévalo

El torero jerezano Juan José Padilla sufrió una fuerte cogida en la plaza de toros de Arévalo en el momento en el que iba a colocar su tercer par de banderillas en el cuarto de la tarde, un toro de Garcigrande le arrancó el alrededor de 20 centímetros de cuero cabelludo al tropezar e ir al suelo, donde el astado le arrancó parte de la piel de la cabeza.

El diestro fue trasladado hasta la enfermería, donde fue atendido por el el equipo médico de esta dirigido por la doctora Carmen Rivera, quien tras realizar las primeras curas y coserle la herida decidió su traslado al Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila en una ambulancia.

La doctora Rivera que le atendió en Arévalo ha declarado de pronóstico reservado al torero, principalmente por las infecciones que pudiera tener, y ha manifestado que «ha tenido suerte» ya que la cornada «en vez de entrarle por un orificio, al tratarse de una zona de huesos duros, solo ha afectado a la piel», por lo que de haberse producido en la zona parietal o la temporal la cirujana ha manifestado que las heridas «podrían haber sido mucho más graves».

Padilla durante la cogida y mientras era trasladado por los servicios sanitarios. / F. G. Muriel

El cartel de esta corrida, en la que se han lidiado seis toros de Garcigrande y Domingo Hernández y que ha abierto la feria de San Victorino de Arévalo, Juan José Padilla lo ha compartido con Morante de la Puebla, que cortó una oreja a cada toro de su lote, siendo el encargado de matar al toro que hirió al jerezano.

Completaba la terna Miguel Ángel Perera, que logró un trofeo del tercero y palmas en el que ha cerrado el festejo, ya que el acero le ha impedido conseguir un trofeo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos