Los estudios literarios de Juan José Cuadros descubren su faceta de crítico

César Augusto Ayuso ha reunido ensayos sobre épocas y autores por los que el poeta palentino sentía pasión

FERNANDO CABALLERO| PALENCIA
Retrato de Juan José Cuadros realizado por Alfonso./
Retrato de Juan José Cuadros realizado por Alfonso.

Juan José Cuadros es de esos poetas palentinos cuya obra no es muy conocida. El reciente cuadernillo editado por la Fundación Juan Manuel Díaz-Caneja en la colección 'Cuatro Cantones' que lleva el título de uno de los poemas más conocidos 'El árbol del paraíso', ha contribuido a dar a conocer mejor su obra, oculta aún para el gran público palentino. Pero Juan José Cuadro fue más que un poeta, como lo demuestra el libro de ensayos literarios recopilados por César Augusto Ayuso y publicado por la Diputación con el título 'Al amor de los clásicos'.

Ayuso explica que el libro reúne estudios literarios realizados por el autor a lo largo de su vida. «Fueron pocos. Los escribió como un modo de adentrarse en un tiempo -el de la edad media, principalmente-- y unos autores por los que sentía pasión: la lírica popular, el Arcipreste de Hita, don Sem Tob, Jorge Manrique, Antonio Machado.. Algunos son fruto de conferencias», agrega.

Excepto dos, publicados cuando aún vivía Cuadros, el resto son inéditos. «El dedicado a la elegía 'Verte y no verte', de Alberti, lo preparó para una tertulia taurina y luego se publicó en 'Cuadernos Hispanoamericanos'. 'Reflejo de las coplas en un poema de Antonio Machado' fue una ponencia realizada en un encuentro de poetas palentinos en homenaje a Jorge Manrique. Las ponencias de esas jornadas se recogieron en un libro», asegura el también palentino autor de la recopilación.

Para Ayuso, estos textos «son muestra de su interés por la literatura, de su lectura sensible y reflexiva de ciertos autores y épocas que le interesaban de verdad». «Sin ser estudioso profesional o erudito -hay que tener en cuenta que trabajaba en el Instituto Nacional de Topografía- su lectura atenta e intuitiva de ciertos poemas o autores le lleva a plantear nuevas posibilidades de interpretación de los mismos. Especialmente interesantes, por novedosos, son los dedicados a la lectura de las coplas de Jorge Manrique», agrega el profesor de Literatura del IES Alonso Berruguete.

Lector sensible

Aunque los textos recopilados pertenecen al género de la crítica literaria, Ayuso considera de Cuadros que no se puede decir que fuera propiamente crítico, «sino un lector sensible, que pretendía, con la lectura profunda y reflexiva, aprender, comprender unos tiempos que por su literatura y arte se le revelaban deslumbrantes, sobre todo la Edad Media». «Cuadros tenía una biblioteca muy selecta de historia, arte y crítica literaria, que le servía como acompañamiento y complemento de su lectura de las grandes obras literarias. La lírica popular, el Arcipreste de Hita, el francés François Villon, Jorge Manrique. eran sus autores de cabecera. Entre los más modernos, Galdós, Machado, la generación del 27, Cela...», explica.

De hecho, el título del libro, 'Al amor de los clásicos', viene «porque los clásicos españoles -medievales y de los siglos de oro- le interesaban muchísimo, como se puede ver leyendo su poesía, especialmente 'Recado de buen amor'. Los leía, los releía y les daba sentido. Intentaba intuir desde su propia circunstancia el contexto y el espíritu en el que se habían originado las grandes obras clásicas».

La prosa de Cuadros es, según la define Ayuso, «jugosa, desinhibida, muy creativa en su léxico, nada severa y erudita, más bien conversacional, distendida, hasta pintoresca a veces». Juan José sigue siendo un poeta aún desconocido, «descolocado», como puntualiza el autor de la edición. «Al no formar parte de un grupo o capilla e ir por libre, siempre será un poeta descolocado, con lo que ello supone a la hora de ser tenido en cuenta. Con todo, sí que es un poeta apreciado por los que le conocieron y han leído su poesía. Pero como hoy por hoy no encaja en las tendencias en disputa de la poesía española actual, lo tiene difícil de cara al futuro», asegura.

César Augusto Ayuso considera que aún es posible divulgar más su obra, incluso mirando al vigésimo aniversario de su muerte. A la pregunta de ¿para cuándo una edición popular de su poesía?, Ayuso responde: «¿Y quién puede saber eso? ¿Quién se tiene que ocupar de ello? La antología 'Camino's, aparecida en 1993 en Endymión fue un buen escaparate para asomarse a su poesía. En Palencia se distribuyó bien y, como la edición recibió una ayuda del Ministerio de Cultura, llegó a numerosas bibliotecas estatales. Ya poco queda para que se cumplan los 20 años de su muerte; sería el momento de pensar en dar otro empuje a su obra poética».

Juan José Cuadros publicó prácticamente toda la poesía que escribió. También escribió una decena de libros de viajes y prosas, de los que sólo la mitad -cinco- se han publicado en cortas tiradas. El libro 'Al amor de los clásicos', es para Ayuso, «un nuevo género» en su obra. «Aunque la producción es muy parca, no por eso deja de tener interés, y esa es la razón de hacer la recopilación de todos estos estudios y comentarios dispersos y darles a conocer», agrega.

Ayuso es autor también de la edición e introducción de la antología de 'Caminos', y dio también a conocer el inédito 'Por tierra de pan amar' en el 2000, encargándome de la edición y estudio introductor de este viaje por la Tierra de Campos palentina.

Fotos

Vídeos