Empresa Konecta en el polígono de San Cristóbal.
Empresa Konecta en el polígono de San Cristóbal. / R. O.

Konecta negocia la flexibilización de jornada con los sindicatos

  • La empresa solicita al comité que aporte soluciones para evitar la aplicación de un ERE a 98 personas

Los sindicatos con representación en el comité de empresa de la teleoperadora Konecta solicitaron ayer que se incentive la flexibilización de los horarios si se quiere que los trabajadores de turno continuo soliciten la partición de la jornada. Esa fue una de las propuestas que desde los representantes de los trabajadores se trasladó ayer a la dirección para poder aplicar un cambio de horarios que se adapte a la petición de servicios planteada por su principal cliente, Vodafone. Las dos partes mantuvieron ayer una reunión en la que la dirección de Konecta explicó cuáles eran los motivos de esta modificación de las condiciones.

Los responsables de Recursos Humanos de Konecta solicitaron al inicio conocer la «disponibilidad sindical» para aceptar posibles propuestas de partir los turnos, una medida que los sindicatos rechazan inicialmente, pero que no descartan analizar ante la posible advertencia de teleoperadora de poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

La dirección comunicó durante su encuentro que recurrirá la sentencia de la Audiencia Nacional del pasado 3 de mayo, en la que se declaran ilegales los pactos individuales alcanzados en diciembre del 2016 con algunos de los trabajadores a los que se modificó la jornada continua.

La Sala de lo Social aceptó los argumentos de los sindicatos CGT, UGT, CC OO y CSIF de anular la medida puesta en marcha, tras la comunicación que hizo en su día Vodafone de alterar la prestación de sus servicios. La Audiencia Nacional sostiene que aunque hubo una negociación individual del horario de aquellos teleoperadores que tenían el turno continuo, ello correspondía a los representantes sindicales. Como no se realizó, los magistrados sostienen que se alteró el principio a la negociación colectiva. La dirección de Konecta trasladó ayer a los sindicatos varios escenarios para modificar la jornada completa y turno continuo. Entre ellos estaría el realizar turnos partidos de dos horas, o reducir la jornada, lo que supondría también una disminución del salario de cada trabajador.

En el caso de que no se llegase a un acuerdo, inicialmente este mes de mayo, Konecta no descartó ayer la presentación de un ERE en el que los trabajadores más afectados serían los que disponen de menor antigüedad. Además, según fuentes sindicales, si algún empleado quisiera irse de Konecta no se le indemnizaría ya que se considera que «no hay perjuicio para él».

Los sindicatos, que creen que la reacción de la empresa es fruto de haber perdido la sentencia de la Audiencia Nacional, consideran que esta medida de flexibilidad en los horarios podría realizarse en el futuro. Por ello, la parte social ha propuesto que se incentiven los pases a los turnos partidos, el aumentar el porcentaje para la excedencias, o ampliar la reducción de jornada.