El Norte de Castilla

Medina busca todas sus bodegas subterráneas para un proyecto de restauración

Equipo de trabajo, enu na de las bodegas abandonadas en Medina del Campo.
Equipo de trabajo, enu na de las bodegas abandonadas en Medina del Campo. / FRAN JIMÉNEZ
  • ElAyuntamiento ha pedido ayuda a Nava del Rey, cuyo patrimonio subterráneo es hoy recurso turístico

Catalogar todas y cada una de las bodegas que tiene Medina del Campo para intentar poner en valor el patrimonio subterráneo del municipio es el objetivo del informe que el Área de Desarrollo Local del Ayuntamiento elabora desde el pasado verano. Por el momento, los técnicos de la administración local ya han visitado veinte bodegas, de las que han datado, medido y resaltado sus rasgos más característicos, según detalló el responsable técnico del área, David Muriel. «Sabemos que hay más bodegas, pero no tenemos el número concreto, por lo que solicitamos a los propietarios que nos ayuden a elaborar este censo». En este estudio también se incluyen las bodegas de los dos núcleos rurales agregados, Rodilana y Gomeznarro, que destacan por tener un elevado número de cuevas subterráneas.

Además de solicitar participación ciudadana para este proyecto –que está dando sus primeros pasos– la administración local también ha requerido la ayuda a otros municipios que desde hace años han aprovechado este patrimonio para incrementar el número de visitantes y turista. Es el caso de la localidad de Nava del Rey, que hace cinco años decidió inventariar las 421 bodegas que posee en el subsuelo. Pioneros en este tipo de estudios, los navarreses también pueden disfrutar de visitas guiadas –desde hace algo más de un año y medio– a una de las bodegas, con más de 900 metros (solo en agosto recibió 1.500 visitas) .

«Medina del Campo y todo su entorno era a principios del siglo XVI un importante centro de producción de vino. A pesar de que desde hace décadas la comarca ha recuperado este medio de vida, no se llega ni al 30% de lo que se producía en siglos pasados, explica Muriel. «Como ejemplos de esta producción en el municipio tenemos la calle de los Lagares y en la zona está Nava del Rey, que podría ser el ejemplo más destacable, debido al número de bodegas y a la recuperación de estas como recurso turístico».