El Norte de Castilla

El Supremo confirma la obligación de restablecer el servicio médico en Konecta

Empresa Konecta BPO en Valladolid. R. OTAZO
Empresa Konecta BPO en Valladolid. R. OTAZO
  • La dirección de la teleoperadora despidió en 2014 al personal, que atendía a más de un millar de empleados

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia del TSJ de Castilla y León, en la que se obliga a la empresa de ‘telemarqueting’ Konecta Servicios BPO a restablecer el servicio médico en su centro del polígono de San Cristóbal.

El comité de empresa presentó una demanda por conflicto colectivo en marzo de 2015, tras la decisión unilateral de la empresa de suprimir este servicio, después de despedir al personal del mismo (una médico y una ATS) alegando causas organizativas y productivas, y externalizando la prevención con la mutua Fremap. La empresa justificó la medida de despido "por el ahorro de costes y mayor eficacia".

El servicio de la mutua realiza actualmente una labor de vigilancia de la salud, y no de prestación de servicio médico de empresa, según la sentencia.

Entre las funciones que realizaba el anterior departamento estaban las de reconocimientos previos al ingreso del personal, con exploración clínica, análitica de sangre y orina, ECG, otoscopia y control de visión. Además efectuaban reconocimientos anuales y seguimientos clínicos del trabajador. También tenía como cometido primeras curas y asistencia de enfermería de carácter urgente.

La plantilla actual de Konecta en Valladolid es de 1.861 trabajadores.